El deterioro crediticio dispara alerta de crisis

Expansión
España

 

La era de la financiación ultrabarata y los inversores con los bolsillos rebosantes de liquidez más que dispuesta a ser prestada han permitido a empresas vivir una época dorada de dinero fácil. Pero esta cara tiene su cruz: el excesivo endeudamiento. Y un peligro: las consecuencias cuando el ciclo se dé la vuelta.

«El endeudamiento corporativo ha escalado en los últimos 10 años, ya que las compañías han sacado provecho de los bajos costes de financiación», constata Moody’s. Y eso hace vulnerables tanto a los países donde están las empresas como a las propias firmas.« La vulnerabilidad de la deuda corporativa ha crecido desde 2007 en varios países, porque el mayor endeudamiento y una menor capacidad de pago de la deuda dejan a las compañías expuestas a la subida de tipos global», añade la agencia de rating, en otro documento.  A la vez, «según se endurecen las condiciones de financiación, los problemas financieros en algunas partes del sector corporativo tienen el potencial de pesar sobre la calidad crediticia de los países», señala. La parte positiva es que las agencias de rating creen que el escenario para las empresas todavía es favorable. La mala, que «las nubes de tormenta se están acumulando en el medio plazo», explica Moody’s.  «La distribución de los rating se ha deteriorado desde la crisis financiera global, allanando el camino para que crezcan los impagos cuando el ciclo crediticio cambie».

La parte positiva es que las agencias de rating creen que el escenario para las empresas todavía es favorable.  La mala, que «las nubes de tormenta se están acumulando en el medio plazo», explica Moody’s.  «La distribución de los rating se ha deteriorado desde la crisis financiera global, allanando el camino para que crezcan los impagos cuando el ciclo crediticio cambie».

Al borde del precipicio

Los datos de S&P lo confirman. De todas las empresas que la agencia de rating cubre en Europa, casi una de cada tres están en el territorio de BBB (entre BBB+ y BBB-), cualquier problema financiero que tengan las acerca mucho al precipicio del bono basura, que comienza en BB+.  Por encima de la cota del aprobado que marca la BBB solo están el 21,5% de los ratings corporativos.

También podría gustarte