En el PT estarían aceptando la derrota y darían de baja a Lula para urnas

El Cronista
Argentina

 

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva dijo que está dispuesto a renunciar a su candidatura a las elecciones presidenciales de octubre, según tres fuentes de su partido, después de que dos apelaciones fueran rechazadas por la Corte Suprema.

La decisión lo dejaría fuera de carrera y allanaría el camino para que el sucesor, Fernando Haddad, quien se convierta en el candidato del Partido de los Trabajadores. El juez Edson Fachin rechazó la petición del equipo legal de Lula, que argumentó que Brasil debe seguir la recomendación del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas y permitir que el exmandatario postule al cargo desde la cárcel.  Más tarde el jueves, el juez Celso de Mello rechazó una moción similar para mantener la candidatura de Lula.

Bolsonaro es atacado

El candidato, Jair Bolsonaro, que lidera todos los sondeos para las elecciones del 7 de octubre en Brasil ante la ausencia de Lula, fue acuchillado en el abdomen durante un mitín electoral en la ciudad de Juiz de Fora y sufrió una herida de gravedad. Según señaló su hijo por Twitter, Flavio Bolsonaro, el puntazo le dañó el hígado, el pulmón y el intestino. Además dijo que su padre llegó al hospital casi muerto, con una presión arterial mínima y pérdida de mucha sangre.

El diputado fue atacado por un ex militante de la agrupación de izquierda Partido Socialista y Libertad que fue detenido por la Policía Militarizada de Minas Gerais. El hombre fue identificado como Adelio Bispo de Oliveira, de 40 años, a quien intentaban linchar tras acusarlo del ataque. El candidato presidencial por el Partido Social Liberal fue sometido rápidamente a una cirugía laparoscópica exitosa según el parte médico. Su hijo, que disputará un mandato como senador en las elecciones de octubre, dijo inicialmente que el candidato había sufrido un “atentado” al ser acuchillado en la región del abdomen pero que la herida era “superficial”, aunque más tarde publicó que su estado era “delicado”. El ultraderechista es uno de los candidatos más polémicos en la actual disputa electoral debido a que es un defensor de la última dictadura militar en Brasil, que gobernó el país entre 1964 y 1985.

También podría gustarte