“No habrá salida de la pobreza sin educación decente”

Sara Ayala

@saruayala 

El camino hacia un desarrollo sostenible se dará luego de que los países se enfo­quen en el bienestar social, según Jeffrey Sachs.

“La sociedad no puede funcionar si unos cuantos prosperan pero muchas otras están siendo deja­das de lado”, fue una de las frases del economista que ofreció una conferencia el día miércoles en el Banco Central del Paraguay.

Sachs resaltó todos los de­safíos que tiene el Paraguay para lograr un desarrollo sos­tenible, y encaminarse a una sociedad menos desigual.

Algunos de sus puntos cen­trales estaban basados en el acceso a la salud, educación de calidad, innovación, com­bate a los trabajos informales y la inversión en infraestruc­tura, ciencia y tecnología.

“El estado de salud es un objetivo prioritario, hay un largo trecho para que Paraguay logre la clave para todos accedan a la salud, las familias rura­les tienen menos acceso que las familias ricas de la ciudad. Los pobres no pueden llegar a la salud, el acceso no está compar­tida de igual manera”, ar­gumentó.

También dio un baldazo de agua fría al Gobierno al re­comendar mayor inversión en la educación, “es lejos la inversión más importante, es la capacidad del país de enfrentar el futuro, los niños son su futuro”, sentenció.

Y sin olvidar el nivel de pobreza dijo que “no habrá salida de la pobreza sin edu­cación decente, porque las máquinas harán el resto”.

“Los niños necesitan edu­cación para encontrar sus lugares en el siglo XXI. Este país está atrasado en cuanto a la calidad de edu­cación”, explicó.

Pero hablo de un milagro energético con el que conta­mos, la energía limpia de las hidroeléctricas. Sachs dijo que se puede usar para que el Paraguay sea un país con una economía renovables 100%.

Para eso necesita invertir más en su infraestructura. “Un país con este milagro de energía limpia, no puede en­viarla a los hogares”, agregó.

Jeffrey Sachs mencionó que “en este momento el país depende del carbón, madera con hogares llenos de humo, causando enfermedades, de­masiada biomasa muy poca energía limpia, eso es inver­tir en infraestructura”.

Por último dijo que el desafío del Paraguay es la inversión en ciencia y tecnología, por­que todavía no se brinda los recursos para el avance.

“El Paraguay ha llegado a la economía media, pero es una trampa si uno se tranca con las industrias tradicionales y no avanza. Falta de innova­ción en tecnología, se vuelve un techo de logros económi­cos”, finalizó.

También podría gustarte