Funcionariado público quiere ganar 20% más

Plantean aumento a pesar de percibir más que el sector privado

Funcionarios públicos exigen un aumento de sus salarios en un 20%, así como una reducción de su jornada laboral a 6 horas, siendo que en promedio el sector público gana unos G. 1.407.833 más que los trabajadores del sector privado.

De acuerdo a datos compilados por la Dirección Nacional de Estadísticas, Encuestas y Censos (Dgeec) en la Encuesta Permanente de Hogares 2017, el ingreso promedio mensual percibido por un funcionario público es de G. 3.743.632, mientras que el ingreso promedio de un empleado privado es G. 2.335.799. De esta manera, el sueldo de funcionario público promedio resulta 1,6 veces mayor que el promedio del sector privado.

El lunes pasado, voceros de la Coordinadora de Gremios de Funcionarios Públicos y Entes Descentralizados plantearon a la presidencia el aumento de sueldo que impactaría a más de 300.000 trabajadores. Los sindicalistas citan el incremento de la inflación y su impacto en el costo de vida como una de las razones principales detrás del pedido.

Al respecto, Daniel Centurión, asesor político de la presidencia, comentó que la ley de responsabilidad fiscal nopermite incrementos salariales dentro del presupuesto sin una suba del salario mínimo legal vigente.

“Hoy la gestión pública tiene que tener un compromiso y una identidad institucional. Tenemos una alta responsabilidad como agentes públicos y debemos tirar todos juntos del carro”, declaró Centurión.

Por su parte, Porfiria Ocholasky, vocera de la Coordinadora de Gremios, dijo que el pedido de los sindicatos no implica ganar más y trabajar menos, sino que el proyecto presentado al presidente se origina debido que hace años el sector público no percibe ningún ajuste salarial.

Con respecto al recorte horario, Ocholasky explicó que hay instituciones públicas donde los funcionarios se quedan hasta las 3 de la tarde, pero la ciudadanía no acude a los entes para requerir servicios, lo que implica que los funcionarios permanecen en sus puestos, sumando gastos innecesarios por el costo de la luz, agua, entre otros.

PROYECTO DE LEY

En la jornada de ayer la Cámara de Senadores rechazó el proyecto de ley del senador Paraguayo Cubas, que planteaba reducir el salario mínimo de las autoridades electas, estableciendo un máximo de G. 10 millones.

El debate se caracterizó por la oposición generalizada de los senadores, tildando el proyecto de ley como populista y como un medio para congraciar con la ciudadanía.

También podría gustarte