Lluvias salpican a la actividad comercial

Sara Ayala

@saruayala

[email protected]

Las constantes lluvias que hace unos meses son recurrentes en el país, tienen como una de sus principales víctimas al comercio.
En estos últimos meses, los comercios y servicios tuvieron en común el mismo inconveniente: la disminución de la facturación que representa unos US$ 10,7 millones en total, según un estudio realizado por la Universidad Católica dentro de un programa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).
Mientras que la disminución solo del comercio, representa unos US$ 6,3 millones, y para los servicios unos US$ 4,3 millones. Entre las ciudades de Gran Asunción que se vieron afectadas resalta San Lorenzo, donde las pérdidas económicas llegaron a los US$ 2,8 millones, y Luque es la segunda ciudad que aparece entre las que más sufrieron a causa de las lluvias, perdieron unos US$ 2,1 millones.
Uno de los comercios afectados es Tupí, que tiene como inconveniente los problemas logísticos a la hora de entregar los productos.


Así también, se encuentran con un stock de mercaderías no planificado.
Carolina Riveros, gerente Operativo de Tupí dijo que se encuentran con graves problemas de almacenamiento, están recibiendo mercaderías de hace 4 meses y todavía tienen stock de la temporada pasada.


“Nos vemos afectados, porque generalmente en esta época se tiene un calor considerable, y nosotros nos preparamos con mercaderías de verano, como aire acondicionadores, ventiladores; y como las temperaturas no son altas estos productos no se venden”, aseguró.
Neri Giménez, presidente de Bristol, dijo que durante los días lluviosos los consumidores no salen a hacer compras, y si no tienen posibilidad de movilidad no pueden comparar precios.
“Los negocios se están preparando para el calor, pero no tiene la misma respuesta que tenian en épocas normales”, explicó.
También comentó que no solo la lluvia afecta al negocio, sino también “hay productos en esta época que debería de moverse por las fiestas o la época, como el caso de los aires acondicionado, pero el comercio está parado”.
“Hay una pequeña paralización del mercado, hace 3 meses estamos teniendo disminución del consumo, no son las ventas esperadas”, indicó.
Por otro lado, Christian Cieplik, presidente de la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu), dijo que “las lluvias afectan muchísimo a la comercialización, primeramente por la provisión y segundo porque la gente evita salir de la casa para hacer sus compras”.
Finalizó diciendo que el problema de la infraestructura también dificulta para el abastecimiento de los productos.

También podría gustarte