Madre e hija emprenden para las más pequeñas

Pequeña Lou

Lo más importante en un vestido es el alma de quien lo lleva puesto, con esto reciben Lourdes Pedrozo y Jessica Benítez – madre e hija – a las niñas, buscando destacar su apariencia con los outfits más llamativos. ¨Los niños, al nacer ya traen una felicidad distinta, son mágicos y esa magia es la que transporta mi imaginación y creatividad en cada vestidito que voy diseñando¨, comentó Lourdes, quien junto a Jessica se decidieron incursionar en la indumentaria para criaturas luego de haber pasado por distintos estilos de diseño. ¨Las ropitas para niñas siempre fueron para mí una materia pendiente, hoy día un proyecto en marcha¨.

Juntas se plantearon volver a su profesión en cortos y simples pasos. ¨Surgió la conversación con mi hija y fue la de retomar lo que sé hacer: confeccionar, diseñar, plasmar mis pensamientos en telas, cintas, encajes e hilos, pero esta vez, solo para niñitas. Trayendo al plano actual la manera en que comencé en la costura haciendo vestidos para mi propia muñequita de carne y hueso¨, comentó Lourdes. Para empezar el proyecto ya contaba con máquinas, cortadoras, hilos, equipamientos generales de trabajos anteriores. Se hizo con una máquina más, telas e insumos por un monto aproximado de G. 5 millones y de esa manera nació Pequeña Lou. Desde un inicio tuvo críticas muy positivas, teniendo buena aceptación incluso del cliente final, las pequeñas niñas. ¨Hoy día buscamos brindar una mejor atención, más personalizada para cada cliente¨., agregó. Pedrozo ve en la falta de capacitación uno de las principales contras del negocio, ya que para destacar la calidad del producto es fundamental la buena terminación y por sobre todo la pulcritud.

¨Somos nuevos en el mercado, la satisfacción de las madres facilita nuestro trabajo, ya que no hay mejor publicidad que la de boca en boca¨. Con precios accesibles, puntualidad en las entregas y buen trato a los clientes, madre e hija buscan crecer en este negocio, para permanecer en la mente de sus consumidores y futuras generaciones.

¨Sólo hay que animarse, todos podemos lograr metas en esta vida, solo basta proponernos a nosotros mismos para poder avanzar y crecer. Todos podemos ser emprendedores, y permanecer en el negocio¨ comentó Lourdes Pedrozo.

También podría gustarte