Perfiles de inversor: ¿por qué es importante saber a cuál pertenecemos?

 

La creencia de que invertir es algo inaccesible para la mayoría de las personas está todavía profundamente instalada en la sociedad. Sin embargo, la realidad es que uno puede comenzar a hacerlo con casi cualquier nivel de ingreso. La cuestión es animarse. Pero antes, es importante definir qué perfil de inversor tenemos,  ya que esto nos va a ayudar a encontrar el instrumento financiero ideal para nosotros. El perfil de inversor se define de acuerdo a tres variables que están íntimamente relacionadas: el riesgo que podemos o estamos dispuestos a tomar, el grado de rentabilidad que queremos obtener y en qué lapso de tiempo. En general, cuanto más grande es el riesgo se obtienen mayores ganancias y en periodos más cortos.

Perfil conservador

Asume riesgos bajos, a largo plazo y está consciente de que va a percibir una renta menor a que si tomara otro tipo de posición. No obstante, con el paso de los años puede incrementar su patrimonio de forma importante, como resultado de haber puesto a trabajar su dinero.

Perfil moderado

Tiende a arriesgarse más que el anterior y así también obtiene un rendimiento más elevado, aunque sigue siendo prudente. Se caracteriza por combinar instrumentos de alto y bajo riesgo, construyendo un portafolio equilibrado.

Perfil agresivo

Tiene poca aversión al riesgo y realiza inversiones de alto impacto. Además, por lo general, maneja plazos cortos.

Algunas recomendaciones

Muchas veces es aconsejable recibir asesoramiento profesional para determinar qué perfil tenemos, sobre todo si estamos interesados en un producto complejo.

Por otro lado, siempre hay que ser previsivos y tratar de minimizar los factores de riesgo, para no salir perdiendo. Una de las claves del éxito es saber analizar las condiciones externas antes de cada movimiento. Un buen ejemplo es lo que sucede en la agricultura y la ganadería, donde el clima es determinante y en la generalidad de los casos, puede predecirse.

Hay que tener en cuenta que mientras más grandes sean los riesgos, mayor tiene que ser el retorno. De otra manera, no estaríamos haciendo un buen negocio.

Convertite en inversor

El ahorro en ladrillos, propuesta que ofrecemos desde Fortaleza, presenta riesgos extremadamente reducidos y tiene muchas ventajas en cuanto a rentabilidad, porque los inmuebles aumentan su valor con el paso de los años. Además, la vivienda es y seguirá siendo una primera necesidad.

La modalidad del ahorro en ladrillos se ajusta mejor al perfil conservador, porque brinda la posibilidad de ir construyendo, de a poco, un capital a futuro. Esto no quiere decir que no pueda adaptarse perfectamente a las características de los de más, brindando niveles mayores de renta en menos tiempo.

Tenemos que dejar de ver la figura del inversor como algo lejano y saber que hay alternativas para diferentes bolsillos. Las personas, en muchos casos, en lugar de invertir, solamente ahorran. Sin embargo, la mezcla entre ambos elementos puede resultar muy interesante.

Por dar un ejemplo: alguien que trabaja en relación de dependencia, sin necesidad de ocupar un cargo de alto rango, puede poner a trabajar su dinero en pos de aumentar su patrimonio. En Fortaleza creemos en eso y ofrecemos planes accesibles que se amoldan a los ingresos, necesidades y objetivos de cada uno. Contamos con profesionales altamente capacitados que entienden el valor dinero y cómo hacerlo rendir para que el cliente quede satisfecho. Nos caracterizamos por ofrecer un servicio 100% personalizado y por asesorar a nuestros inversores ante cada decisión.

También podría gustarte