Anfitrión tendrá el poder de fijar agenda

El gobierno de Macri deberá sentar postura frente a un tenso G20

La cumbre internacional que arranca este viernes será la primera edición del encuentro que se llevará a cabo en Sudamérica, lo cual permite a su anfitrión, Argentina, y a las otras potencias de la región plantear estrategias específicas que tengan como meta un desarrollo económico sostenible dentro de un marco de cooperación global.

Argentina, que ejerce la presidencia del grupo de las veinte mayores economías del mundo, debe equilibrar el trabajo de presentar un buena cara frente a las delegaciones a pesar de su situación financiera tumultuosa, a la par que fija la agenda de temas que serán tratados por los jefes de estado presentes.

Una de las posturas que deberá determinar el gobierno de Mauricio Macri antes entrar en debate con el resto del G20 es si se mantendrá neutral o no frente a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la cual tiene una repercusión fuerte en las economías de todos los participantes de la cumbre.

Analistas anticipan que el encuentro en Buenos Aires será “Trump contra todos”, al igual a como se desarrolló el encuentro G7 en junio de este año en Canadá, pues muchas de las naciones latinoamericanas se encuentran en falta con el gobierno americano pues mantienen importantes lazos comerciales con China.

Se espera que el presidente Mauricio Macri aborde la cuestión del acuerdo de su país con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para evitar el default, así como el eventual ingreso del Argentina a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), antes de que el presidente estadounidense Donald Trump se robe la agenda para tratar con homólogo chino, Xi Jinping.

PERSPECTIVA

El Sherpa del G20, el argentino Pedro Villagra Delgado, manifestó que una de las metas de su gobierno es hallar consensos entre los países, tras los marcados desacuerdos que se dieron la edición pasada de la cumbre en Hamburgo, Alemania.

“El tema es encontrar las ambigüedades constructivas que permitan estar dentro de una declaración de consenso”, dijo el negociador jefe del foro.

Asimismo, el Sherpa de la presidencia argentina abogó por una agenda balanceada, que equilibre las cuestiones sociales con los aspectos financieros y macroeconómicos que son la razón de ser del grupo internacional.

También podría gustarte