China vuelca mirada a Rusia por la soja y golpea a EE.UU.

Bloomberg

 

En la búsqueda de un reemplazo a la soja estadounidense, China ha puesto la mirada en Rusia.

Rusia tiene previsto aumentar la producción de soja en Extremo Oriente para abastecer a China, dijo el primer ministro Dmitry Medvedev a los medios en Pekín. Los dos países también planean colaborar más estrechamente en otros productos agrícolas, como arroz, cerdo, aves de corral, pescado, y también planean desarrollar logística.

Rusia es un proveedor de soja pequeño pero la medida muestra que uno de los efectos de la guerra comercial de EE.UU. es el acercamiento entre China y Rusia. China también quiere diversificar sus fuentes de alimentos como parte de la iniciativa más amplia de Cinturón y ruta de la seda, la cual está respaldada por cientos de miles de millones de dólares para proyectos en infraestructura. “Cabe esperar un aumento en las exportaciones de Rusia a China, pero no se dispararán”, dijo Laurent Crastre, analista de semillas oleaginosas de la consultora agrícola francesa Strategie Grains. “Será una opción más que tendrán para recibir soja”. “La soja tiene una gran demanda en China”, dijo Medvedev a los medios en Pekín, según una transcripción de las declaraciones publicada en el sitio web del gabinete.

La producción de soja de Rusia se ha expandido durante los diez últimos años. Se espera que los agricultores cosechen un récord de 3,9 millones de toneladas en la temporada 2018-19, con exportaciones de 700.000 toneladas, según las previsiones del Departamento de Agricultura de EE.UU. Pero, esta cifra queda ensombrecida por los envíos de los principales exportadores del mundo. Se espera que Brasil venda 75 millones de toneladas al exterior esta temporada.

También podría gustarte