La gasolina genera pérdidas a refinerías

Bloomberg

 

La gasolina, que alguna vez fue el producto estrella de la industria petrolera, ahora les hace perder dinero a las refinerías de petróleo de Europa y ha perdido mucho valor frente al diésel, su principal competidor. ¿Cómo es que sucedió esto? A continuación una revisión de lo que ha ocurrido en un negocio de más de US$ 1.000 millones diarios y de cómo podrían responder las refinerías de petróleo del mundo.

La respuesta es que la oferta de gasolina ha superado enormemente la demanda. Eso se evidencia en datos de los EE.UU. –el mayor consumidor individual de gasolina del mundo- que muestran que las existencias están en máximos estacionales récord desde comienzos de septiembre. Otro problema es el tipo de petróleo crudo que el mundo está extrayendo. En donde la producción crece más rápido, en particular en los EE.UU., los barriles adicionales tienden a ser más livianos y por lo tanto ricos en gasolina. En cambio, la oferta de petróleo para la producción de diésel de países como Venezuela e Irán ha sido más limitada.

Debilitar el diésel

El valor de la gasolina frente al diésel comenzó a caer en agosto y desde entonces no ha dejado de debilitarse. En Asia, Europa e incluso los EE.UU., el diésel ahora cuesta un promedio de alrededor de U$S 70 más por tonelada. Las grandes existencias y una demanda estacionalmente débil seguirán haciendo caer el precio de la gasolina, según Jonathan Leitch, analista sénior de productos de petróleo de Wood Mackenzie Ltd.. Por otra parte, mientras los márgenes del diésel sigan siendo atractivos, las refinerías continuarán funcionando a toda máquina y, al hacerlo, inevitablemente producirán más gasolina, presionando aún más sobre los márgenes.

También podría gustarte