Actividad creativa con mentalidad eco-empresarial siguiendo la economía circular y azul

Aspectos como la integridad, el liderazgo y el respeto por el medio y las personas son ejes fundamentales para el desarrollo de un eco-business, que ha de ser creativo e innovador sí o sí.

Prof. Dr. Pedro Fernández Carrasco, Arenas Negras Lab., Ocean Paradigm Shift, Energy and Blue Economy, Universidad Politécnica de Madrid. [email protected]
Centro de ingeniería para la investigación, desarrollo e innovación tecnológica (Cidit)

 

Las estadísticas señalan claramente que las actividades creativas aportan en gran medida a la económica de cualquier ciudad o país, además de generar y ser aceleradoras de la innovación. Por otro lado la tendencia global nos muestra que las personas y la economía han iniciado un camino hacia la salud, el respeto por la naturaleza y las personas, no como algo externo o ajeno a conservar, sino como parte del todo al que pertenecemos, la ciudad trata de “naturalizarse” contaminando menos, moviéndose de forma eficiente, incluyendo y conviviendo con hábitat verdes y azules en nuestras viviendas, barrios, vías de transporte, lugares de trabajo y ocio, entre otros.

Está “naturalización” no es a cualquier precio y se enraíza en el corazón de lo que entiendo por economía circular y economía azul, y que puede sintetizarse en la frase “En la naturaleza no existe la basura” afirmación qué va más allá del concepto de reciclaje, supone una auténtica revolución con respecto al sistema productivo que nos ha situado donde estamos, una economía circular y azul es además inclusiva, es decir nada ni nadie deja de ser valioso. Hablo aquí de unos procesos creativos e innovadores que no se contentan con reciclar y que no son felices con ser simplemente sostenibles, innovan para obtener algo mejor, mucho mejor.

Aspectos como la integridad, el liderazgo y el respeto por el medio y las personas son ejes fundamentales para el desarrollo de un eco-business, que ha de ser creativo e innovador sí o sí.  Para ubicarnos en el contexto nuestro marco general de referencia son los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.

Para llegar a una actividad emprendedora limpia se pueden plantear las siguientes cuestiones ¿es posible entrar en los flujos de bienestar y riqueza desde cualquier punto social y económico? Es posible y se cuentan ejemplos muy motivadores como los trabajos desarrollados por el Premio Nobel de Economía Mohammad Yunus y que describe su último libro “A World of Three Zeros”.

También es pertinente preguntarse ¿por qué unas sociedades o individuos son más creativos e innovadores que otros y cómo favorecer la creatividad y la innovación? en este caso es muy interesante distinguir entre talento y creatividad y analizar el número importante de éxitos y fracasos cómo hizo Andrés Oppenheimer en su obra “Crear o Morir”.

La economía azul y circular además de creativa debe tener los pies muy en suelo y evitar caer en la euforia o el auto sabotaje, que sólo puede evitarse con la adquisición de una cultura financiera y de manejo de los flujos del dinero para cualquier persona, actividad o negocio, en este punto me gusta el sencillo y gráfico ejemplo de los cuatro cuadrantes desarrollado por Robert T. Kiyosaki en su libro “El cuadrante del flujo de dinero”.

Los aspectos de liderazgo y propósito son imprescindibles para manejar nuestros recursos y nuestro tiempo de forma excelente, conocer nuestros 5 grandes siguiendo a John Strelecky puede ayudarnos mucho, además debemos aprender a movernos en el laberinto del etiquetado del fair-trade sin desfallecer o sin pérdidas siguiendo el concepto japonés de Mottainai.

También podría gustarte