Cumbre logra una tregua en la guerra comercial entre China y EE.UU.

Dallas Belmont
@DallasBelmont

 

La cumbre de las veinte economías más grandes del mundo concluyó en la tarde del sábado y tuvo como resultado un comunicado final con el visto bueno de todos los jefes de Estado, que entre sus 31 puntos, afirma que el sistema actual de comercio multilateral no alcanza sus objetivos y que por ende es necesaria una reforma de la Organización Mundial  de Comercio (OMC) para mejorar su funcionamiento.

Después de dos días de sesiones plenarias y reuniones bilaterales, el documento final aprobado por los presidentes que participaron de la cumbre reafirma el rol del comercio internacional bajo reglas claras, pero cedió a las exigencias de los Estados Unidos de modificar a la OMC, ente al cual acusan de no ser imparcial cuando se trata de la potencia norteamericana y de ser muy permisivo con las prácticas comerciales de China.

Asimismo, el comunicado reconoce la existencia actual de conflictos comerciales, pero no menciona nada acerca del impulso que han tenido las políticas económicas proteccionistas en los últimos años a través de las trabas arancelarias del gobierno de Trump y el desenlace del Brexit en la región europea.

 

Otro de los principales resultados  en materia de comercio fue la tregua temporal entre Estados Unidos y China, producto de la anticipada cena entre sus líderes. Donald Trump acordó postergar la suba de aranceles a importaciones chinas por noventa días hasta que ambas economías puedan negociar un acuerdo duradero, mientras que el gobierno de Xi Jinping se comprometió a incrementar sus compras de productos agrícolas e industriales americanos con el fin de reducir su desequilibrio comercial. Voceros de la Casa Blanca informaron que si las transacciones acordadas por China no se materializan en el plazo establecido, los aranceles subirán a 25%.

CAMBIO CLIMÁTICO

El documento final emitido por el G20 no refleja avances en materia de cambio climático al compararlo con las resoluciones finales de la cumbre del año pasado en Alemania. Los países que ya firmaron el acuerdo de París manifiestan que su compromiso por luchar contra el cambio climático es irreversible, pero reconocen que las naciones perciben diferentes niveles de responsabilidad.

Por su parte, Estados Unidos reafirmó su decisión de retirarse del acuerdo, dando como fundamento su compromiso hacia el crecimiento económico utilizando todo tipo de fuentes energéticas y tecnologías.

Durante el fin de semana también se manifestó el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, respondiendo a las declaraciones del mandatario francés Emmanuel Macron, que había dicho que sería difícil firmar un acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur si algunos países miembros no respetan las pautas fijadas por el Acuerdo de París.

“Someter a nuestro territorio, leyes y soberanía a planteos de otras naciones está fuera del análisis”, dijo Bolsonaro a través de su cuenta oficial de Twitter. “Es legítimo que los países del mundo defiendan sus intereses y estaremos dispuestos a dialogar siempre, pero defenderemos los intereses de Brasil”. Bolsonaro, conocido detractor del Acuerdo de París, afirma que el mismo pone en juego la soberanía brasileña sobre unas 136 millones de hectáreas de la Amazonia.

PALABRAS FINALES

El presidente argentino Mauricio Macri anunció que se llegó a un consenso entre los líderes con respecto al comunicado final, y destacó que alcanzaron acuerdos en temas más allá de lo financiero, como empoderamiento e inclusión de la mujer en el ámbito laboral y político.

También podría gustarte