La salida de Mattis genera preocupación

Bloomberg

 

La abrupta renuncia del secretario de Defensa de EE.UU, Jim Mattis, volverá a despertar inquietud de Seúl a Bruselas por la estabilidad de las alianzas y la dirección de la política bajo un líder errático.

El exgeneral de Infantería era considerado como el último adulto presente, una fuerza moderadora de la desconfianza de Trump respecto de las alianzas estadounidenses tradicionales y el envío de tropas al extranjero. Además de las medidas inmediatas para retirar fuerzas de Afganistán y Siria, la partida de Mattis podría tener repercusiones en las políticas relacionadas con Corea del Norte, que quiere debilitar la alianza entre EE.UU. y Corea del Sur, y Europa, donde las críticas de Trump a la OTAN han dado lugar a pedidos de formar un ejército continental. Así es como el cambio impacta en algunos puntos de tensión mundiales.

Península Norcoreana

Mattis se va en un momento peligroso para la alianza EE.UU.-Corea del Sur, conforme esta lidia con el precio de la distensión de Trump con Kim Jong Un, incluida su decisión unilateral de suspender los ejercicios militares anuales. Si bien el presidente ha cuestionado la necesidad de tener unos 28.000 efectivos en la península, Mattis era un abierto defensor de la alianza.

La salida de Mattis –en especial después de chocar con Trump por el retiro de tropas en otros lugares- podría fomentar los esfuerzos de Kim para negociar directamente con el presidente.

Afganistán.

Al tener lugar días después de las conversaciones entre los representantes estadounidenses y los talibanes
afganos, el momento de la renuncia de Mattis y el anuncio de una retirada parcial de tropas de EE.UU. debilitará cualquier esfuerzo en marcha para terminar con el conflicto de 17 años de duración. La retirada de tropas será desmoralizante para Afganistán y un golpe para la moral de las fuerzas de seguridad afganas, dijo Michael Kugelman, asociado sénior para el sur de Asia del Centro Woodrow Wilson de Washington.

 

 

 

También podría gustarte