Lucha contra el crimen marca la era de Abdo

Gobierno actual en busca de fortalecer las instituciones

Sara Ayala

@saruayala

Un juramento fallido de Horacio Cartes para ser senador, un mensaje contra la impunidad y la lucha contra el narcotráfico fueron los hechos que marcaron el final y el inicio de una era en el 2018.

Dos figuras políticas fueron los protagonistas de la historia democrática, por un lado Horacio Cartes y por el otro, Mario Abdo, quien el 15 de agosto del 2018 asumió como presidente de la República.

“El ciudadano paraguayo despertó, su voz retumba en nuestras calles. Y piden que hagamos frente a la corrupción, a la impunidad, y es nuestra obligación escuchar esas voces y no ser indiferentes a los reclamos justos. Es nuestra oportunidad de transformar esa indignación en esperanza y que la abracemos. La fuerza de la esperanza hizo que estemos aquí hoy”, dijo durante su asunción.

El ciclo de Cartes, tuvo un punto final con avances en infraestructura y estabilidad macroeconómica; pero debilidades institucionales, como por ejemplo en el Poder Judicial. Sin embargo, en los primeros días de gobierno de Abdo sobresalen algunas señales que dan oxígeno a las instituciones.

Durante su discurso, había dejado un mensaje claro que poco después se reflejó con la detención del exfiscal general del Estado Francisco Díaz Verón y el exsenador Óscar González Daher.

“No quiero un juez amigo, un juez amigo del poder de hoy va ser amigo del poder del mañana y no de la justicia. Vamos a construir una justicia independiente, para que se acabe la impunidad”, fueron las palabras del mandatario.

También la presión ciudadana se hizo sentir, cuando el exdiputado José María Ibáñez ya no tuvo otra opción que renunciar a su banca, al igual que el exsenador Jorge Oviedo Matto. Mientras que tras las rejas, se encuentran el exsenador González Daher por los hechos punibles de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero; al igual que el diputado Ulises Quintana por supuestos hechos punibles de tráfico de drogas en carácter de cómplice, tráfico de influencias, asociación criminal, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

Además se inicia una investigación por enriquecimiento ilícito al senador Zacarías y a su hermano el diputado Justo Irún.

Y luego de manejar la justicia en la Corte Suprema por varios años, el exjuez Sindulfo Blanco, tuvo su castigo al ser destituido de su cargo por juicio político.

INTERVENCIÓN A CDE

Entro los últimos hechos políticos, aparece la intervención al municipio de Ciudad del Este, administrado por Sandra McLeod de Irún; pese a la renuncia que presentó para evitarla.

En eso aparecen, como padrinos mágicos los ministros Jaime Bestard, Alberto Ramírez Zambonini y María Elena Wapenka, con la idea de convocar inmediatamente a elecciones municipales en CDE, incluso antes de que la Junta Municipal trate la renuncia. Sin embargo, remendaron el error, y anularon la convocatoria; esta actuación fue utilizada como causal de juicio político.

Pero como broche de oro del 2018, los jueces fueron salvados por la campana, con ayuda de la Cámara de Diputados.

 

 

 

 

 

 

También podría gustarte