Un camino hacia la transformación digital de manera estratégica

 

¿Por qué las empresas necesitan incorporar tecnología para trans­formar sus negocios a plataformas digitales?

Para entender los motivos por los cuales las empresas requieren incorporar tec­nología en sus procesos de negocio y de soporte a efectos de transformarse en una empresa digital, es necesario entender el contexto en el cual operan hoy las em­presas y además comprender hacia dónde van los mercados, pero sobre todo cuales son las expectativas actuales y futuras de los clientes y usuarios de los bienes y ser­vicios que ofrecen las empresas.

En base a estudios realizados a nivel inter­nacional, se observa que existen “Mega­tendencias” que generan fuerzas sobre los mercados internacionales.

  • Demografía: Entre 2010 y 2040, un billón más de consumidores de clase media surgirá a nivel mundial, creando el mayor incremento en clientes de la histo­ria.
  • Comportamentales: Las exigencias de los consumidores y sus demandas de servicios, son cada vez es más altas. Cada vez se requiere más calidad y un mejor nivel de servicio en todos los segmentos de industria, lo cual requiere enfocarse en la experiencia del cliente.
  • Competitivas: Jugadores no tradicio­nales están entrando en los espacios del mercado, ofreciendo a los consumidores productos y servicios innovadores y solu­ciones orientadas a la conveniencia. Los modelos tradicionales necesitarán inno­vación de manera radical para mantener sus mercados.

Legales y Regulatorias: El panorama Legal y regulatorio desafía la estructura y la economía de los mercados tanto con grandes como pequeños impactos en las diferentes industrias.

  • Tecnológicas: Cambios importantes en los últimos años han permitido mejorar la experiencia del cliente y la eficiencia ope­rativa de las empresas. Las tendencias digitales están transformado las orga­nizaciones y han impulsado cambios que generan valor.

Todas estas Megatendencias, generan fuerzas externas sobre los ecosistemas de las industrias (sectores económicos) en los cuales operan las empresas, dichas fuer­zas están rompiendo las fronteras que tra­dicionalmente existían y hoy se encuen­tran empresas operando en sectores que originalmente no lo hacían, lo cual genera permanentemente nuevos competidores en los mercados, no sólo de manera local como también a nivel global.

Por otro lado, el uso cada vez más intenso de tecnología por parte de las personas muestra que estamos en la era de la masificación tecnológica, tener ac­ceso a herramientas tecnológicas está convirtiendo los hábitos de los clientes y usuarios, motivo por el cual las em­presas tienen que entender que deben preparase para satisfacer esas expec­tativas y necesidades de los clientes actuales pero sobretodo “futuros” de las empresas puesto que estos nuevos usuarios/clientes tienen un sentido di­ferente de lo que significa “nivel de ser­vicio y calidad de atención al cliente”. Esta situación representa un desafío muy relevante para las empresas pues­to que en muchos casos puede llevar a ajustar el modelo de negocio y ajuste de la Estrategia de la empresa, incluyendo su Misión y Visión, para mantener la sostenibilidad de la empresa.

El impacto de la masificación de la tec­nología y su utilización tanto a efectos empresariales como personales ha generado cambios en los hábitos de los clientes/usuarios, lo cual ha generado la necesidad de las empresas por ofre­cer sus productos/servicios cada vez de manera diferenciada:

Un aspecto que es importante a tomar en cuenta es lo relacionado a la velocidad con la cual las cosas evolucionan actualmente, las in­novaciones hoy en día se difunden y masifican con una velocidad increíblemente superior a lo que sucedía hace 25 años atrás, lo cual nos muestra que la tendencia es tener tiempos y plazos cada vez más cortos para las iniciativas de innovación y desarrollo de productos y ser­vicios.

¿Cómo pueden las empresas imple­mentar tecnología Digital a sus nego­cios de manera estructurada y organi­zada a efectos de hacer las inversiones adecuadas?

En base a la experiencia se observa que la incorporación de tecnología Digital en una empresa es una tarea que debe ser canaliza­da de manera estratégica, esto significa de­sarrollar una Estrategia Digital como parte de la Estrategia de Negocio, lo cual implica que si es necesario se debe ajustar la misión, visión y objetivos estratégicos alineando toda la organización a una cultura digital, esto permite la adecuación del modelos de negocio, modelo operativo y arquitectura empresarial, generando un cambio en la cultura organizacional y el alineamiento de los colaboradores.

La definición de una Estrategia Digital, re­quiere de un marco metodológico estruc­turado para lograr la integración de todos los frentes y variables antes mencionados, el desafío en este proceso es combinar la estrategia y las operaciones con la innovación tecnológica, analítica de datos para aumentar rápidamente la productividad y el crecimiento en toda la cadena de valor: estrategia, modelo de negocio, productos, expe­riencia del cliente y operaciones.

A partir de la definición de la estrategia Di­gital, las empresas pueden elaborar el plan de implementación y la estimación de las inversiones que deben ser realizadas a lo largo de los próximos años, así como la designación de responsables dentro de la organización por la implementación de las iniciativas y la secuencia en la cual di­chas iniciativas deben ser implementadas (mapa de Ruta).

¿Cómo se puede elaborar una estrate­gia Digital?

Definitivamente existen varias formas en las cuales una empresa pude elaborar su estrategia Digital, sin embargo, como se mencionó anteriormente, es fundamental tener experiencia en este aspecto además de tener una metodología sólida y el apoyo del máximo nivel ejecutivo de las empresas, puesto que este tema no es algo relacionado con algunas áreas dentro de la empresa lo cual a veces suele suceder y pensar que es un tema del área de tecnología y comercial solamente, por el contrario la estrategia digi­tal puede involucrar a muchas áreas dentro de la empresa motivo por el cual debe ser liderado y promovido al más alto nivel eje­cutivo.}

De acuerdo a la experiencia el proceso para la definición de la estrategia digital y su fu­tura implementación podría englobarse en los siguientes pasos o etapas:

La primera es realizar el diagnóstico de las capacidades actuales, lo cual nos da el punto de inicio, posteriormente se realiza la defini­ción de la situación futura, lo cual represen­ta dónde queremos estar como empresa en términos de transformación o adaptación digital, que a su vez permite identificar la brecha existente entre la situación actual y la futura. Con los resultados de las etapas an­teriores se elabora el mapa de ruta y a partir del mismo se inicia con la implementación.

En base a nuestra experiencia, la incorpo­ración de tecnologías digitales es algo que las empresas tienen que tomar en cuenta, es mandatorio y fundamental para atraer a los clientes actuales y futuros, las nuevas generaciones denominadas “Millennials” y los “Centennials”, estos últimos los nacidos a partir del año 2000, requieren otro tipo de atención la oferta de servicios/productos por parte de las empresas así como la gestión in­terna de los procesos tienden a incorporar cada vez más tecnologías digitales como ser Robótica, Inteligencia Artificial, Realidad Aumentada, entre otros y es un desafío para las empresas satisfacer las necesidades y de­mandas de los nuevos clientes actuales y fu­turos para lograr su metas y ser sostenibles en el tiempo.

También podría gustarte