Abdo destaca la baja presión fiscal del país

En Davos, Suiza admitió que el país es "casi un paraíso fiscal".

El presidente Mario Abdo Benítez dijo ayer en el Foro Económico Mundial que la baja presión tributaria del país, de un 10%, es uno de los atractivos claves para atraer a la inversión extranjera.

“Paraguay tiene, después de los países del Golfo, la menor presión tributaria mundo, del 10%. Es casi un paraíso fiscal”, manifestó el mandatario durante el panel “Un nuevo día en América Latina”, en Davos, Suiza.

Benítez habló de las metas de desarrollo de la región sudamericana, así como los desafíos que enfrentan en materia de seguridad y diplomacia, con sus homólogos Carlos Alvarado Quesada, presidente de Costa Rica; Lenin Moreno Garcés, de Ecuador; y Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El presidente paraguayo explicó que planea mantener la ventaja comparativa generada por la baja presión tributaria debido a las limitaciones logísticas que se tiene como país sin litoral, lo cual suma al costo de transporte de los productos al exterior.

Asimismo, Abdo destacó la estabilidad de la moneda nacional, el guaraní, que no ha sido cambiada en setenta años, así como el sostenido crecimiento del 4% anual experimentado por el Paraguay en los últimos quince años como ejemplos de la construcción de institucionalidad en las políticas económicas de la nación.

Otro tema de importancia tratado en el panel de líderes latinoamericanos fue la situación actual de la crisis humanitaria en Venezuela, a lo que el presidente Abdo dijo que el Paraguay fue el único país de la región en romper relaciones diplomáticas el régimen de Nicolás Maduro.

“Seguimos comprometidos con proporcionar ayuda humanitaria y hemos hablado con algunos presidentes de la región para construir una articulación financiera para ayudar a aquellos países que reciben el mayor número de inmigrantes venezolanos”, agregó el mandatario paraguayo.

ENCUENTROS

El presidente también tuvo reuniones ayer con altos ejecutivos de compañías multinacionales que planean incrementar su participación en el desarrollo del país a través de inversiones sociales y tecnológicas.

Uno de estos encuentros fue con Michael Goltzman, vicepresidente de Políticas Públicas Globales, Sostenibilidad e Impacto Social del Coca-Cola Company, quién manifestó que la empresa de bebidas planea invertir junto al Servicio Nacional de Saneamiento Ambiental (Senasa) en programas de agua potable en distintas localidades del país.

El presidente Abdo también conversó con Peggy Johnson, vicepresidenta de desarrollo de negocios del Microsoft Corporation, que mostró interés en aumentar su presencia en el país. Unos de los planteamientos del gigante informático es ayudar a reducir la brecha digital, así como mejorar la propuesta digital del gobierno y agilizar los servicios públicos.

Finalmente, comentó luego de la reunión que la representante de Microsoft planea visitar el Paraguay para coordinar el trabajo de cooperación digital con el titular del ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicación (Mitic), Alejandro Peralta.

También podría gustarte