En el Brasil estiman inminente extradición de Arrom y Martí al Paraguay

La extradición de Juan Arrom y Anuncio Marti sería posible en pocos días, la política del nuevo presidente del Brasil, Jair Bolsonaro es acabar con la imagen del país que es refugio de criminales. El pedido oficial ya se había dado en una cumbre en Foz de Yguazú de parte del ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor según el periodista brasilero de InfoRel, Marcelo Rech.
Es un esfuerzo que tendrá que hacer el gobierno del vecino país, dijo el analista en comunicación con el Canal 5días.
“Se acaba el pedido de que Brasil sea refugio de terroristas y criminales”, explicó. También aseguró que este ya se encuentra entre uno de los primeros temas de la agenda que tiene Bolsonaro.
“La relación no solo va ser en el comercio, sino también con los problemas enormes de criminalidad organizada”, agregó. Actualmente ya trabajan en conjunto en las zonas fronterizas.

Así también lo había manifestado el canciller de la República, Luis Castiglioni a su regreso del país vecino.
“Es prioridad para el presidente Abdo, y formará parte de la agenda”, indicó.
Agregó que ellos huyeron cuando tenían prisión preventida.
Arrom y Martí había denunciado a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por supuesta tortura de parte del Estado. Unos US$ 63 millones serían las pretensiones de las víctimas, según manifestó el procurador General de la República, Sergio Coscia en comunicación con radio La Unión.
“Necesitamos que nuestros testigos que fueron los fiscales que siguieron la causa, a nuestro criterio ya es cosa juzgado, ellos no dicen que tiene que declarar por escrito sin embargo deben de contarlo con lujo de detalle lo que hicieron para echar por tierra las acusaciones de los denunciantes”, aseguró.
Comentó que todavía no tienen ninguna respuesta de parte de los fiscales.
El procurador dijo que el gobierno peleará hasta el final para evitar pagar esta suma en concepto de daño a las víctimas.
“Vamos a proteger hasta lo último que tengamos que dejar en la cancha”, expresó.
La denuncia internacional se había realizado en el 2002, pero se apresuró el proceso luego de que se haya dado a conocer las pretensiones que tienen ambos denunciantes.
Actualmente se encuentran en el Brasil como “refugiados”, luego de ser atribuidos al caso de secuestro de María Edith de Bernardi en el 2001.
Pero en el mes de enero del 2002 supuestamente habían sido retenidos contra su voluntad y torturados por agentes policiales, lo que motivó la denuncia internacional ante el organismo de derechos humanos.
Ambos huyeron antes de llegar al juicio oral, en diciembre del 2003.

También podría gustarte