La puja por el poder y los pendientes

Se espera por reformas serias

Sara Ayala

@saruayala

Cuando son varios los candidatos para ocupar un lugar dentro de la presidencia de la Asociación Nacional Republicana (ANR); la educación, la salud y la inseguridad van quedando en segundo plano. Así surge el primer desafío del presidente, lograr la unidad de su partido.

La lucha interna que tiene el presidente dentro del Partido Colorado, puede repercutir dentro de su agenda.

Para Camilo Soarez, analista político, “las internas no resueltas del Partido Colorado, durante toda la democracia paraguaya nos mostró que si no las resuelven termina desbordando los límites del partido y pone a todo el país en una situación de crisis”.

Agregó que “la guerra entre dos facciones del partido que arriesga toda la estabilidad del país e incluso arriesga aquellos objetivos que como país nosotros podríamos colocarnos”.

 

EDUCACIÓN
Uno de los objetivos principales es reformar la educación.
Así como lo dijo Mario Abdo Benítez el día de su asunción: “si no tomamos conciencia de la urgencia del desafío de la educación en el Paraguay estaremos hipotecando el porvenir de la Patria”, fueron las primeras palabras del presidente de la República; y son las mismas que se apuntan como uno de los primeros desafíos del Gobierno para este año.
El ministro de Educación, Eduardo Petta; tiene la misión de disminuir las cifras alarmantes del informe Pisa, donde menciona que de cada 10 alumnos, 7 no aprueban matemática y de cada 10 alumnos 7 no aprueban lectura, y si aprueban, leen pero no entienden lo que leen.
Para Estela Ruiz Díaz, analista político, los aspectos a mejorar son “reformar la educación y plantear la salud pública, aumentando los impuestos”. Ahí, surge la interrogante sobre quiénes deben de aportar más para mejorar los programas.
Actualmente en Paraguay, aproximadamente 4 de cada 10 terminan el ciclo básico y 1 de cada 100 logra terminar la universidad. Las reformas educativas son las que debe de liderar el equipo de Abdo.

Con en el mismo nivel de relevancia, la salud en el país busca ocupar un lugar dentro de las prioridades para este año.

“Que ir a un Hospital en Paraguay no se convierta en un drama mayor que la propia enfermedad”, fue el compromiso que asumió el mandatario.

INSTUCIONALIDAD
Las instituciones perdieron la fuerza y la autonomía durante el gobierno de Horacio Cartes, ahora es la materia pendiente que tiene Abdo.
“La institucionalidad tiene que hacerte sentir, para que el estado trabaje en lo suyo y las personas puedan encontrar respuestas. Esta es la perspectiva, de saber que las instituciones funcionan con independencia, con control de los Poderes del Estado”, comentó el periodista Óscar Acosta.
La caída de importantes operadores del narcotráfico, legisladores y apoderados; deja la vara alta para este año. Especialmente para que los jueces y fiscales sean protagonistas de la nueva historia que Mario Abdo busca escribir dentro de su periodo de gobierno.
“Esto va a tener otro sabor cuando se señale las primeras condenas sobre este tema y después hay que seguir con el proceso de reformar el Poder Judicial”, explicó el periodista Luis Bareiro.
Ahora, la esperanza de contar con un Poder Judicial serio y responsable depende la terna de jueces. “Espero que sea una gran elección la terna para ahora. Hay elementos que son esperanzadores”, aseguró Bareiro.

LUCHA A LA
IMPUNIDAD
Pese a que varios fueron los hechos que dieron un oxígeno a la lucha contra el crimen organizado, todavía quedan pendiente varios casos.
El caso de Darío Messer, que es investigado por una Comisión Bicameral y así también por la Fiscalía espera una respuesta de las instituciones que dejaron de funcionar para dar pase libre a sus actividades ilícitas.

El año 2019, es el momento en que Mario Abdo debe de afrontar los problemas que fueron postergados por años.

También podría gustarte