La travesía de ver al Paraguay desde lo más alto

Magali Fleitas

@magalifleitas

Sentir la adrenalina correr por todo el cuerpo es una ex­periencia que subir hasta la cima de un cerro te puede dar.

Matias Llanes, un excursio­nista paraguayo, comentó que lo principal que una persona debe hacer es men­talizarse en llegar, porque hay cerros que son bastante complicados de subir o que llevan mucho tiempo el es­calar hasta llegar arriba. Se­ñaló que una alimentación liviana y buena hidratación durante el recorrido es fun­damental.

“Llevar ropa cómoda es esencial como para subir, también es importante el tipo de calzado que lleves, en lo recomendado, uno que tenga buen agarre en la suela, que no sean pla­nos porque corres el riesgo de resbalarte, llevar algún que otro snack para comer, alguna fruta o algo como para hacer pasar el ham­bre”, resaltó. 

CAMPING

Si la idea es acampar, reco­mendó ir más preparado, llevar abrigos porque suele refrescar a la noche, almo­hadas, frazadas.

“Para hacer una fogata (en lugares permitidos) algu­na pastilla de alcohol sería ideal para que sea más fácil encender, fósforos y una bolsa de basura para recoger todo”, manifestó Llanes.

EL MÁS

RECOMENDADO

Para finalizar, eligió al más alto como destino infalta­ble. “La verdad que cada cerro tiene su atracción y es genial poder ir a cada uno de ellos, cada vista es hermosa, pero si me das a elegir, me quedaría con el Tres Kandú. Cuesta bas­tante subir pero la vista es genial, a veces comparo la vida con una subida, que es cuesta arriba pero tiene su recompensa al llegar y sen­tir el viento y mirar esas es­pectaculares panorámicas, no hay mejor satisfacción”, expresó.

En un sondeo realizado en el Twitter oficial de 5días, los internautas respondieron en un 49% que prefieren el cerro Tres Kandú, 29% el Akatî, 14% el Yaguarón y un 8% el cerro Koî.


 

 

 

 

 

 

 

 

Turismo interno reportó US$ 131 millones en el 2018

El turismo interno tuvo un crecimiento de 5% al cierre del año 2018, cifra que se traduce en ingresos de más de U$S 131 millones frente a los U$S 125 millones del 2017, según datos proveídos por la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur).

Unos 2.643.120 paraguayos optaron por recorrer el país y disfru­tar de sus atractivos, lo que da una diferencia de 125.863 visitantes más que el año anterior. Todo ese movimiento en la materia obedece a una serie de actividades como: los circuitos del ao po’í, del ñandutí, del arroz, de la yerba mate, de la caña paraguaya, entre otras.

Por otra parte, la situación económica regional adversa hizo que el turismo recep­tivo disminuyera un 27, 21 %, ya que de enero a diciembre del 2018, solo llegaron al país 1.152.977 turistas y 3.002.253 excursionistas frente a los 1.583.937 turistas y 3.009.000 de excursionistas que se registraron el año anterior.

Esta situación también se vio reflejada en el total de ingresos turísti­cos que bajó de U$S 619 millones a U$S 465 millones.

También podría gustarte