Los números de Coca-Cola en Paraguay

Pese a impacto de ingreso ilegal, multinacional cerró el 2018 con saldo positivo

Por Lorena Barreto
@lorennapy

A la mayor compañía de refrescos que lleva 54 años en el país, la situación del contrabando es un tema que no deja de preocupar, además de la coyuntura regional que siembra incer­tidumbre en los negocios. Pero pese al impacto que ello genera, Coca-Cola logró cerrar el 2018 con un volu­men positivo comparando con el 2017, de acuerdo a su gerente Comercial, Melina Bogado. Para este 2019, buscarán ha­cer frente a esta problemáti­ca para evitar otro impacto negativo en las ventas.

“Vemos con mucha preocu­pación que el contrabando vuelva a instalarse como una práctica que ponga en riesgo a la economía formal del país y sobre todo a las empresas. Apostamos a un modelo de país serio, con el cumplimiento de todas las normas vigentes y el pago de nuestros impuestos”, se­ñaló Bogado.

Durante el primer semes­tre del año pasado, el des­empeño de la compañía mantuvo un ritmo posi­tivo, pero meses más tar­de el comercio informal comenzó afectar al punto de que los números su­frieron una retracción.

“Estamos preparando nues­tras capacidades para crecer nuevamente en volumen y así responder a la demanda, pero la situación regional, y como consecuencia, el con­trabando, nos generan una incertidumbre dado que podrían seguir afectando al consumo local, tal cual sucedió durante el segundo semestre y el consumo se retrajo”.

Los negocios de la multina­cional se han acrecentado en los últimos años en Para­guay. Hoy, su aporte a la eco­nomía nacional ronda los US$ 266 millones, con una contribución impositiva de US$ 28 millones. “Coca-Cola sigue siendo la opción preferida de los paraguayos y la de mayor venta, donde vemos de manera muy posi­tiva la aceptación de la nue­va Coca-Cola Sin Azúcares”, destacó. De todos estos pro­ductos que ofrece, el 30% son bajas o sin calorías, un reflejo de que el consumidor paraguayo es cada vez más selectivo.

Entre las marcas que la fir­ma comercializa aquí se en­cuentran gaseosas, aguas, aguas saborizadas, jugos, bebidas a base de semillas. Las marcas son Coca-Cola, Coca-Cola Sin Azúcares, Sprite, Fanta Naranja, Fanta Naranja Zero, Fanta Guara­ná, Fanta Piña, Schweppes, Dasani, Powerade, Aqua­rius, Frugos, Ades, entre otras.

El promedio anual de inver­sión en producción, distri­bución y marketing, es de US$ 86 millones. Resultado de este trabajo es que es la empresa mejor posicionada en su rubro. En el 2018, se llevó el premio a la marca más recordada por los pa­raguayos, con el galardón Top of Mind por septimo año consecutivo; también el premio Prestigio por la bue­na reputación en lo que a gaseosa, jugo y agua refiere.

“En los próximos meses, tendremos muchas nove­dades y nuevas opciones en el mercado paraguayo. A través de la innovación, seguiremos impulsando la variedad de opciones para los diferentes gustos y es­tilos de vida de nuestros consumidores. Somos una compañía integral de be­bidas, y nuestra familia de productos seguirá siendo amplia y variada tanto en sabores como en tamaños, apostando a seguir diversi­ficando nuestro portafolio con opciones bajas y sin calorías”, agregó la gerente comercial.

También podría gustarte