Mercado de tarjetas necesita desarrollarse

Ampliar la competencia traería beneficios a comercios afiliados

De acuerdo a datos de la Cámara Para­guaya de Medios de Pago (CPMP), al tercer trimestre del 2018 las ventas con tarjetas de crédito y débito alcanza­ron un valor de US$ 1.528,7 millones, con más de 3,4 millones de tarjetas en cir­culación y 47.533 POS (point of sale) instalados en el país.

En este mercado de me­dios de pago participan unas cinco empresas procesadoras -Bancard, Procard, Bepsa, Cabal y Panal- pero cuya parti­cipación en el mercado no es equitativa, lo cual frena el desarrollo del rubro, retrasando las ventajas a los comercios y formalización econó­mica que acarrea migra­ción hacia medios de pago electrónicos.

A pesar de que cinco empresas operan en el mercado local, las marcas de tarjetas internacionales no operan con todas las empresas ad­quirentes -las procesado­ras- lo cual implica que las operaciones se concentran en la empresa que cuente con la licencia de las marcas de tarjeta más usadas, limi­tando la capacidad de los comercios de elegir entre diferentes opciones de pro­cesadoras.

La tendencia regional del mercado es de la apertu­ra hacia el libre mercado, con impulsos que buscan dinamizar la competencia como los vistos en Brasil, Argentina y Chile, donde las empresas procesadoras ter­minaron sus exclusividades con las marcas de tarjetas, como Visa o MasterCard, permitiendo a las mismas buscar diferentes adqui­rentes, lo cual resulta oferta más variada de productos y servicios para los comercios afiliados.

Consultada acerca del esta­do del mercado nacional de los medios de pago, Teresa Gaona, vicepresidente del banco Continental, men­cionó que como una de las entidades líderes en el país, el banco inició un proceso en el que busca ampliar la competencia local.

“Evidentemente este proce­so tomaría un tiempo, con­siderando que el proceso de compartir la adquirencia de las principales marcas de tarjetas recién se inicia”, dijo la vicepresidente. “Este proceso se lleva a cabo de la mano de Bepsa del Pa­raguay SAECA, del cual el banco es accionista hace aproximadamente un año”.

Gaona explicó que estas acciones incrementarían el mercado de las tarjetas, que tendría como efecto la re­ducción del uso de efectivo, lo cual llevaría a más trans­parencia y trazabilidad de las operaciones.

También podría gustarte