Reforma de pensiones pendiente para el 2019

"La ley permitiría reforzar los controles sobre el sector", según analista

Una de las reformas importantes que debe encarar el país tiene que ver con el proyecto de Ley de Pensiones, dijo Amílcar Ferreira, analista económico.

La mencionada ley que fue rechazada el año anterior tenía como objetivo crear dos entidades: el Consejo Asesor del Sistema Nacional de Jubilaciones y Pensiones, y la Superintendencia de Jubilaciones y Pensiones.

“La discusión anterior encaró mal el proyecto, porque impulsó el mismo en la última sesión de una Cámara de Diputados que estaba de salida y en Senadores recientemente habían entrado y no se tuvo el tiempo para interiorizarse sobre el tema”, manifestó.

Agregó que el manejo Legislativo no fue el apropiado, “lo correcto sería que en este 2019, el Ejecutivo presente nuevamente e impulse la aprobación de la Ley y que inicie un debate que integre a todas las partes y a los nuevos legisladores”.

Añadió que la ley permitiría reforzar los controles sobre el sector, pero no resolverá el déficit actuarial que puedan tener algunas cajas.

La ley buscaba establecer las normas de inversión del sistema. Sin embargo, en agosto del 2018, la Cámara de Senadores rechazó el proyecto ante las protestas y la fuerte oposición de los sindicatos de trabajadores.

Ferreira dijo que los ciudadanos no deben temerle a la ley, pero que el proceso de aprobación debe ser incluyente, permitir a todas las partes exponer sus observaciones.

En este sentido, el temor de los trabajadores y población en general era el cambio en las normas ya establecidas para recibir pensión y jubilación.

El proyecto fue presentado durante el pasado Gobierno de Horacio Cartes.

En su momento el Ministro de Hacienda Benigno López indicó que es una oportunidad de oro, donde no se toca la contribución, ni la edad y tampoco se cambia el porcentaje de aportes jubilatorios.

De acuerdo con la investigación “El sistema de pensiones en Paraguay”, realizado por el Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya, el sistema público de pensiones no está centralizado, sino que exhibe un considerable grado de segmentación todo en consideración el tamaño del mercado. En efecto, el sistema está compuesto por ocho instituciones.

Por lo anterior, la propuesta de crear la Superintendencia de Pensiones y Jubilaciones era para regular y vigilar todas estas entidades relacionadas, medida que estuvo respaldada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde).

Pues la fragmentación del sistema no permite crear una base de datos única que facilite un mejor análisis de la situación pensional del país, que es obligatorio, ya que a 2050 la economía habrá perdido su bono demográfico.

También podría gustarte