Retrasan traslado de planta nuclear a Formosa

Presupuesto para instalación argentina alcanza US$ 13,5 millones

Según una nota del diario argentino La Voz del Interior, la empresa Dioxitek no mudaría su planta productora de dióxido de uranio a la ciudad fronteriza de Formosa hasta dentro de al menos dos años más.

La construcción de la planta en Formosa sigue en marcha, manifestó Julián Gadano, subsecretario de Energía Nuclear de Argentina, y explicó que la conclusión de la misma depende del presupuesto, que para el corriente año es de aproximadamente US$ 13,5 millones.

Dioxitek, productora del combustible para plantas nucleares, pidió la semana pasada una prórroga por dos años a la Comisión de Energía Atómica de Argentina para seguir en operando en la ciudad de Córdoba, que según Gadano es algo previsto en el acuerdo anterior con la municipalidad de dicha ciudad y el juzgado federal.

IMPACTO

En el año 2014, el entonces senador paraguayo y actual ministro de Obras Públicas, Arnoldo Wiens realizó una visita a la planta de Dioxitek en Córdoba para determinar el riesgo que acarrearía el relocalización de la misma a la Formosa.

Wiens fue informado por Dr. Raúl Montenegro, experto en materia nuclear, que luego de 30 años de operación en Córdoba el daño ambiental generado por la planta fue 57 mil toneladas de residuos radiactivos de baja intensidad, que no poseen un sistema de contención y contaminan los alrededores.

En aquel entonces Wiens señaló que la empresa dejaba el municipio cordobés tras años de lucha ciudadana por cerrar la planta.

Con un plazo de dos años antes de que se termine la construcción de la planta en la frontera con el Paraguay, se espera ver cómo el actual gobierno de Mario Abdo, y su actual ministro de Obras Públicas, entablan conversaciones con el gobierno argentino para informarse de los detalles de la operativa e impacto de la producción de dióxido de uranio.

También podría gustarte