¿Se viene un “brexit a lo Bolsonaro”?

Siendo la novena economía mundial, es lógico que Bolsonaro se sienta como un león enjaulado, preso de un Mercosur cuyas normas lo atan de pies y manos.

La irrupción del flamante presidente brasileño en el escenario político y eco­nómico plantea una serie de interrogantes. Uno de ellos es qué va a pasar con el Mercosur. Jair Bolsonaro ha comenzado por anteponer al bloque un “sí” condicionante que augura cambios, sobre todo, en lo relativo al marco normativo de los acuerdos bilaterales. Su colega Mauricio Macri parece compartir la idea.

Pero ambos tienen expectativas muy diferentes. Para Brasil, el Mercosur es un desti­no secundario de sus exportaciones, ya que la Unión Europea y EE.UU. concentran el 47 por ciento de sus ventas. Bra­sil, en cambio, acapara la tajada más grande de las exportaciones argentinas siendo a la vez su princi­pal proveedor. Por donde se lo mire, el peso de Brasil en el bloque es por completo desequilibrado. Nuestro vecino concentra el 74% de la población, el 75% del producto interno bruto (PIB) y el 68% del comercio exterior total. Mientras Argentina, Para­guay y Uruguay arañan un PIB de US$ 670.000 millones, Brasil supera los US$ 2,2 billones (millones de millones), cifra que en 2017 lo instalaba como la novena economía mundial.

Resulta lógico que Bolso­naro se sienta como un león enjaulado, sujeto a una multitud de normas establecidas en el tratado de Asunción que le atan las manos a la hora de dialogar con los otros gigantes mundiales de la economía. La prueba más palpable es que luego de 26 años de existencia, el Mercosur no ha logrado encajar un acuerdo mínimo con la Unión Europea la cual, de paso, es el principal cliente brasileño en su creciente comercio exterior.

Se vienen tiempos complejos y llenos de de­safíos para la economía y la política exterior del bloque. No sería descabe­llado imaginar un “brexit a lo Bolsonaro” con derivaciones difíciles de dimensionar por ahora.

También podría gustarte