Acepar: pocas opciones y una coyuntura incierta

El interventor, José Luis Vinader, habla de la compleja situación

David Chamorro
@_davidchamorro

Luego de la rescisión del contrato con la empresa china HCME, Aceros del Paraguay (Acepar) se encuentra en medio de una situación más que incierta, teniendo en cuenta la indefinida situación legal que formula el siguiente cuestionamiento: ¿Volver a la administración estatal, o quedar en manos privadas?

En el peor de los casos, dar por finiquitada la actividad de la empresa que, sumada a la resolución del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), que libera la importación de varillas de hierro y acero, complica aún más su coyuntura actual.

El interventor de Acepar, ingeniero José Luis Vinader, explicó que el panorama es bastante complejo y las opciones son limitadas. “Estoy en una situación bastante delicada, con muchas responsabilidades, con dos procesos fallidos y, sin muchas alternativas de planes de negocio”, señaló.

La empresa se encuentra actualmente en Convocatoria de Acreedores, otro problema más que la imposibilita a ser sujeto de crédito. “No podemos ni siquiera, por más de tener activos importantes, hipotecarlos para conseguir un crédito y poder operar por nuestra propia cuenta”, lamentó el profesional.

PROBLEMÁTICA
El conflicto principal que genera la administración judicial es justamente el litigio entre los propietarios actuales. “Hoy, Acepar es una sociedad anónima privada y el Estado, de acuerdo al contrato de compraventa, pide que se active una cláusula de revisión para rescisión de contratos; es un arbitraje”, declaró.

Vinader mencionó que el Tribunal Arbitral, que decide si el Estado tiene o no razón, fue constituido pero, está parado hace cinco años. “Fui designado por el Tribunal como administrador pero, cuando tenía que iniciar el arbitraje renunciaron los miembros; hoy está totalmente acéfalo el órgano”, sentenció.

IMPACTO E INVERSIÓN
Acepar es una empresa con un costo fijo mensual de US$ 500 mil, que genera US$ 1 millón por mes pero, está incapacitada para producir. “Hay que hacer una inversión. ¿Quién hace la inversión? Ese es el verdadero problema”, apuntó el administrador.
En base a una estimación de inversión, Acepar necesita unos US$ 20 millones para poner la infraestructura en condiciones óptimas de producción y llegar a niveles productivos que oscilen las 9 mil o 10 mil toneladas por mes; “con estos números tenemos capacidad de abastecer el consumo del 100% del mercado”, afirmó Vinader.

Por último, en el caso adverso, señaló que el cierre de la empresa significaría el perjuicio de 570 obreros en forma directa y, de manera indirecta, entre proveedores y otras cadenas, más de 4 mil personas afectadas.

También podría gustarte