Guaidó muestra la otra cara de Maduro

Venezuela

Bloomberg

 

El joven político que está liderando los esfuerzos para derrocar al autoritario líder de Venezuela ha pedido una “relación transparente” con China, un inversor clave en el país. Juan Guaidó ha afirmado que todos los acuerdos del país asiático con el régimen de Maduro serían honrados siempre y cuando estuviesen dentro de la legalidad.

Guaidó está a la cabeza de un renovado impulso por destituir a Maduro, quien, con el control del Ejército y los tribunales, ha estado al frente de medidas enérgicas contra los manifestantes, la oposición y un desinflamiento de la economía de Venezuela. Las desesperadas condiciones para los ciudadanos de a pie, que luchan contra unos precios cada vez más altos y cortes del suministro eléctrico, han provocado una de las mayores ola de migración de los tiempos modernos.

En una entrevista por escrito, Guaidó dijo que se respetarían todos los acuerdos firmados dentro de la ley. Si los pactos anteriores siguieron el debido proceso de aprobación por la Asamblea Nacional, se aceptarán y respetarán, aclaró.

Guaidó cuenta con el respaldo de países como EE.UU. y Brasil, y está tratando de sofocar el acceso de Maduro a los fondos, principalmente de las exportaciones de petróleo y oro, y los ingresos de empresas controladas por el Estado. China es uno de los mayores inversores y, aunque ha sido aliado de las administraciones socialistas desde el mandato del difunto Hugo Chávez, Guaidó dijo que el país asiático ha sido víctima de la corrupción y la mala gestión económica de Maduro.

Guaidó señaló que quiere establecer una relación transparente con China y poner fin al saqueo de los recursos venezolanos, que prevalecen bajo el Gobierno de Maduro, y que también afectan a los inversores chinos, dijo.

También podría gustarte