Inicia mayor exhibición de la industria móvil del mundo

Empresas que se reinventan en el sector tecnológico

POR JUAN TORRES
[email protected]
ENVIADO ESPECIAL BARCELONA – ESPAÑA

Antes de hablar de las novedades o cosas interesantes que pude observar en este primer día del World Mobile Congress 2019, quisiera destacar a la maravillosa ciudad en la que se realiza y cuyos habitantes lo sienten ya como un clásico anual de Barcelona y por eso ponen un esfuerzo especial en su organización y en cómo tratan de ayudar a los turistas que vienen para el evento.
Para un paraguayo, estar en una ciudad en donde las cosas funcionan relativamente bien, que está pensada para que las personas tengan una vida lo más fácil posible, desde el transporte público hasta la civilidad con la que caminan o cruzan las calles, ya es un “atractivo turístico” más.

 

Y la verdad es que esta urbe enamora. Desde sus amplias avenidas arboladas, flanqueadas por edificios imponentes de diversos estilos- entre los que destaca el modernismo catalán- hasta sus puertas, balcones, faroles y yo incluiría sus panaderías (que creo solo París podría superarla).
Barcelona es la joya del Mediterráneo para el mundo y es por eso que es justa sede de un evento de esta magnitud que arrancó ayer recibiendo a miles de personas de todo el mundo y con diferentes perfiles: nerds, youtubers tech, empresarios, emprendedores buscando financiación, periodistas de grandes cadenas o blogs digitales.
En los próximos días hablaremos de los lanzamientos de teléfonos celulares, que son el punto fuerte y más comercial del WMC, pero hoy quería hacer foco en esas pequeñas innovaciones que van a marcar el futuro para varias empresas que empiezan a expandirse hacia nuevos nichos prometedores.

 

Una de ellas es la estadounidense Qualcomm, con sede en San Diego, especializada hasta ahora en crear chipsets y aplicaciones. Sin embargo, está explorando todas las posibilidades que ofrece la tecnología para mejorar la vida en las ciudades (un área de negocios potencialmente gigantesca). En esta edición presentó un semáforo inteligente que permite avisar a un centro integrado de vigilancia de la ciudad si hubo un accidente u otro tipo de incidente.
Todo forma parte de una tendencia muy fuerte en el Congreso de este año: la digitalización total de nuestras ciudades, integrando todos sus servicios con sus ciudadanos para optimizar recursos y obtener datos que permitan maximizar los resultados de las obras o inversiones hechas o que son necesarias para mejorarles la vida.
También me pareció interesante el concepto de “City Tree” o árbol urbano, desarrollado por una start-up alemana y que consistía en una pared de musgo biológico que podría colocarse en distintos puntos de una ciudad para que absorba las partículas contaminantes del aire.
Como atractivo extra, se asociaron con proveedores de internet para que sea también un punto de wi-fi donde ciudadanos puedan sentarse por un rato a navegar.
IBM se asoció con unos emprendedores británicos para crear un software que permita detectar en cualquier parte del mundo si el tema o cortina musical de un autor está siendo utilizado y si le han pagado lo que corresponde por derechos de copyright.
También destacan cada año los robots con distintas habilidades. No percibí nada muy llamativo este año en ese rubro, pero sí cautivaron a la gente unos que pueden tocar instrumentos con una precisión asombrosa. Imagínense un mundo en el que robots puedan ser los rock stars del futuro. Al menos el carisma, que es algo muy importante, todavía no se puede fabricar.
Volviendo a la organización, hay que decir que es impecable, dada la magnitud de este evento. El sistema integrado de transporte funciona y hay una estación de metro especialmente construida debajo del recinto ferial Fira, para mantener así el World Mobile Congress en Barcelona (ya que siempre hay ciudades interesadas en quitarle el privilegio).
Los voluntarios son extremadamente amables y se nota que muy bien entrenados, además; su manejo del inglés- algo que en España suele ser no muy bueno- es bastante bueno, algo que participantes que no hablan español valoran.

También podría gustarte