La economía paraguaya luego de la dictadura

"Luego de los 90 se pasó por una década de liberalización económica"

Comparando con los años anteriores a 1989, hoy Paraguay tiene una economía que es siete veces superior, una inflación de solo 4% anual, cuando antes teníamos cerca de 28%, y una pobreza extrema que se redujo de niveles del 12% a mediados del noventa hasta el 4% en el 2018, dijo Humberto Colmán, Viceministro de la Subsecretaría de Estado de Economía.

“En 30 años de democracia hubo cambios estructurales importantes en la economía, en la dirección correcta, pero quizás no con la velocidad suficiente para satisfacer las expectativas de la gente”,manifestó.

LIBERACIÓN
Expresó que se ha pasado por una década del noventa de liberalización económica, con crisis financieras y dificultades fiscales. Posteriormente, a partir del 2003 la economía ha retomado la senda de crecimiento y estabilidad, con las reformas macro institucionales y los programas de ajuste fiscal.

“Hoy tenemos una macroeconomía ordenada, con políticas que gozan de credibilidad, con estabilidad y crecimiento económico”, añadió Colmán.

DESAFÍOS
Expuso que se han dado avances importantes y que todavía quedan desafíos grandes, para tener un sistema fiscal que sea más progresivo, con mayor recaudación de impuestos directos, con más gasto público, enfocado en los más necesitados, y con un sistema de protección social y pensiones de mayor cobertura y calidad.

“Todo esto está en la agenda de trabajo, en pos de un crecimiento y desarrollo más inclusivo para la gente”, sostuvo.

Agregó que se tiene una deuda pública que se redujo del 70% del Producto Interno Bruto (PIB) a inicios del noventa, y en el 2018 se logró reducir a un 20%. Y si bien los gastos del gobierno general subieron en más de 10 puntos del PIB entre el 2018 y 1988, los ingresos fiscales subieron 6 puntos y los tributarios solo subieron en 2 puntos del PIB.

Además, dijo que Paraguay cuenta con un banco central independiente con una política de metas de inflación creíble y exitosa, una política fiscal guiada por reglas fiscales establecidas en la Ley de Responsabilidad Fiscal, las cuales son conocidas y creíbles, dado que han sido cumplidas desde su vigencia.

Alba Talavera miembro del Consejo Profesional, del Colegio de Contadores del Paraguay (CCP), dijo que “no estar atados a una dictadura fomenta la seguridad jurídica, fomenta a trabajar con firmeza, tener un libre comercio e intento de formalización”.

“Que se pueda discutir sobre impuestos equitativos, flexibles y transparentes en una misma mesa, donde se encuentran representantes de distintos sectores y colores, es una forma de fomentar la democracia y de practicar la misma”, afirmó.

Recordó que en la época de la dictadura no habían avances en cuanto a impuestos, se ejecutaban réplicas de tributos de otros países. El interés del General se depositaba más bien en la arena política.

También podría gustarte