Adiós al Mobile World Congress 2019 del 5G.

Próxima edición será del 24 al 27 de febrero del 2020

Por Juan Torres
Enviado especial a España

Otra edición más del Mobile World Congress se va y, a pesar de la huelga del metro en Barcelona, varios coinciden en que fue la mejor de todas hasta ahora.

 

Quiero empezar destacando el compromiso que la ciudad tiene con el Congreso y se percibe en la gran cantidad de voluntarios altamente preparados y listos para asistir a los más de 109.000 visitantes que tuvo el evento este año, batiendo un récord previo del 2017.

 

De hecho, ya está confirmado que el próximo año tendrá lugar del 24 al 27 de febrero, pero tendrá un Xside (eventos paralelos) gracias a un acuerdo con la organización del afamado festival musical local Sònar.

 

Las demás estrellas de esta edición del MWC fueron las pantallas plegables (que no terminan de convencer a varios en su relación precio-necesidad) y los celulares con varias cámaras. Veremos qué tan aceptados serán en Paraguay.

 

Los grandes ganadores de este año fueron los taxistas catalanes, quienes pudieron facturar un 20% más debido que Uber y Cabify se fueron de Barcelona luego de que el Ayuntamiento y la Generalitat les impusieran condiciones imposibles para seguir operando.

 

Si había otras ciudades esperando que Barcelona fracasara este año para poder arrebatarle el evento, creo que se quedaron con las ganas. Era entendible que con la fuerte crisis política del independentismo catalán enfrentado con el poder central en Madrid, algunos tuvieran dudas acerca de si la ciudad podría mantener alta la vara.

 

Y la Ciudad Condal, no defraudó. Incluso tuvo ayuda del clima, que regaló unos gloriosos días soleados con temperaturas de hasta 19° durante el día; en contraste con una nevada que ocurrió el año pasado y temperaturas más bajas.

 

Hubo tres experiencias destacadas: una fue la operación en una sala de cirugías con conexión 5G montada por el Hospital Clinic y con asistencia de doctores desde el congreso gracias a esa tecnología.

 

La otra fue el comprobar cómo los autos conectados al 5G reciben las órdenes del comando central del vehículo en tiempo real y sin ningún retraso. Eso implica, por ejemplo, que al momento de frenar para inmediatamente ahorrándote unos segundos que en caso de poder atropellar a alguien, son la diferencia entre la vida y la muerte.

 

Y también, la realidad inmersiva con las gafas especiales. Es así que ahora, alguien que las tenga, podrá ver un partido en el Camp Nou como si estuviera allí, ya que se convirtió en el primer estadio 5G de Europa.

 

Mientras recorría estos días el inmenso recinto ferial de la exposición pensaba en que, más allá de la presencia de autoridades, sería importante traer una delegación con los mejores talentos y las ideas más innovadoras de nuestra escena startup, que para el tamaño de nuestro país, es sorprendentemente vital y creativa. De entre los países latinoamericanos, pude observar que Colombia fue el que tuvo más presencia, montando un stand propio donde buscaban venderse como un centro de tecnología que conecte a las distintas regiones de las Américas.

 

Nosotros deberíamos apuntar a eso ya que vamos a un mundo digital y un gran capital humano joven en nuestro país con ganas de salir a comerse al mundo. Barcelona y el MWC son un combo perfecto, si alguna vez tienen la oportunidad de pasar por este evento, no se van a arrepentir.

También podría gustarte