Eficiencia protege a bancos de la desaceleración económica

Elaborado por:

 

 

Tanto en el 2018, como en el primer mes del presente año, el sistema bancario logró prolongar el periodo de buenos resultados, pese a la caída de la actividad en varios sectores de la economía nacional en los últimos meses. Uno de los aspectos que apuntaló los buenos resultados del sistema bancario fue el compromiso de las entidades con la eficiencia, que, en enero de 2019, mejoró 1,3 puntos porcentuales, respecto al mismo mes del 2018.

Al decir de los voceros de las principales cámaras y gremios, así como de otros agentes económicos consultados, en los últimos meses, las ventas se fueron desacelerando, derivando en una caída en los ingresos de las empresas, en especial, aquellas relacionadas al comercio y los servicios. Una manera de medir lo mencionado es a través del Estimador de Cifras de Negocios ECN, realizado por el Banco Central del Paraguay BCP. Este índice muestra una tendencia positiva desde enero de 2017 hasta junio del 2018, sin embargo, en el segundo semestre de 2018 se verifica un claro estancamiento de las ventas, hecho que derivó en una caída interanual del 1,4% en diciembre de ese año.

Varios pueden ser los motivos que presionaron a la baja a las ventas, entre ellos se podrían enumerar a las mayores depreciaciones de las monedas en Brasil y Argentina con relación a la caída del guaraní, brindando a los productos de estos países una mayor competitividad con relación a los nuestros. Este hecho trajo consigo dos efectos: una desaceleración de las exportaciones, como el caso de la carne, generando una caída en el ingreso de los productores locales y, por otro lado, una reducción de las ventas en las zonas fronterizas al desvanecerse la ventaja comparativa de los productos nacionales.

En el 2018, el turismo hacia nuestro país se contrajo 9,5% respecto al 2017, según la Secretaría Nacional de Turismo SENATUR, y la demanda de bienes y servicios nacionales cayó al mismo tiempo que el contrabando tomó fuerzas. Esto último podría prolongarse mientras la inflación en Brasil y Argentina no compense la diferencia cambiaria a favor de los productos de estos países.

En cuanto a la actividad económica, el Indicador Mensual de la Actividad Económica IMAEP, muestra una tendencia similar a las ventas, con una desaceleración a partir del mes de agosto de 2018, pese a registrar un crecimiento mensual del 7,46% en el último mes de 2018, como consecuencia de las fiestas de fin de año. Estos indicios de ralentización de la economía llevaron al BCP a ajustar en febrero a la baja su tasa de política monetaria de modo a encender nuevamente los motores de una economía que, desde mediados del año pasado ya mostraba signos de desaceleración.

Más allá de este contexto, las entidades bancarias han consolidado buenos resultados en cuanto a rentabilidad, eficiencia, productividad y solvencia. Las utilidades del sistema en el 2018 ascendieron a Gs. 2,5 billones aproximadamente, lo que representa una expansión del 4,1% con relación al 2017, y en enero del presente año obtuvieron ganancias por un valor cercano a Gs. 245 mil millones, 10,1% más respecto al mismo mes del año pasado.

Las mejores utilidades registradas no pudieron haber sido posibles sin un compromiso con la eficiencia. Entre enero de 2018 y enero de 2019, la proporción de gastos administrativos sobre el margen operativo de las entidades se redujo de Gs. 46,6 a Gs. 45,29 por cada Gs. 100 generados como ganancias a través de las operaciones. Hechos que explican en gran medida la mayor eficiencia son el auge de los corresponsales no bancarios y la constante reducción del plantel de funcionarios bancarios, que permiten minimizar los costos administrativos de los bancos.

En este sentido, entre enero de 2016 y enero de 2019, la cantidad de corresponsales no bancarios creció a un ritmo del 97% anual, dándose el mayor salto en el 2017, cuando estuvieron cerca de triplicarse. En el primer mes de 2019 se registró un aumento interanual del 15,4%. Contrario a lo mencionado, la cantidad de funcionarios del sistema se redujo casi 1% en enero del presente año, acumulando una caída del 6,8% desde el primer mes del 2016, cuando habían unos 10.798 funcionarios, 734 más que en la actualidad.

Por otro lado, la colocación de créditos ha mostrado un interesante ritmo de crecimiento en los últimos años. En particular, en enero de 2019, el saldo de los créditos de todo el sistema bancario alcanzó los Gs. 85,1 billones, una cifra que representa una expansión interanual de 15,8%. Uno de los sectores que más se ha desarrollado en los últimos años es el de venta, mantenimiento y reparación de vehículos que, entre julio de 2016 y enero de 2019, ha crecido 70,4%, permitiendo que este segmento supere en volumen, por ejemplo, al de viviendas, desde octubre del año pasado. Pese a que el ECN de ventas de vehículos haya mostrado una actividad bastante menor desde mayo de 2018, las facilidades de financiamiento que brindan las entidades al segmento hacen que la expansión de este tipo de créditos se mantenga por encima de otros, incidiendo positivamente en el aumento de la cartera total de los bancos.

De esta manera, las entidades bancarias muestran resultados favorables. En los últimos días se encendieron luces de alarma para los integrantes del equipo económico nacional y han anunciado que se tomarán las medidas necesarias para que la inversión y el consumo vuelvan a recuperarse; si las entidades bancarias continúan con sólidos ratios de eficiencia y productividad, podrían contribuir a la recuperación propiciando aún mejores resultados para la economía nacional.

También podría gustarte