Esgrima se posiciona en Santaní

Enseñar cuando se tiene humildad

Por Lisandra Aguilar Wong

El Club Santaniano de Esgrima nació de un juego entre padre e hijo hace 3 años. Hoy es la única academia de su tipo en Paraguay que cuenta con las tres armas de dicho deporte (sable, espada y florete) y está dedicada a brindarles a los niños y adolescentes de la comunidad de forma gratuita una alternativa deportiva.

“Mi esposo Jean Pablo Pérez es esgrimista y siempre quiso que mi hijo practicara este deporte. Cuando era pequeño lo teníamos que llevar hasta Asunción porque no contábamos acá con escuelas de este tipo. Por ello comenzamos a entrenar en mi casa. Todo era demasiado aburrido para mi hijo e invitó a algunos amigos. Poco a poco se fueron sumando más niños y entrenaban en el garaje, colocábamos la pista y luego la volvíamos a recoger porque tenían que entrar los autos”,  comentó Jazmín Ortellado, encargada de la institución.

La fundadora también aseguró que “al ver que estaban ganando medallas y se mostraban en el podio en los primeros lugares nos dimos cuenta que teníamos que  tomar el asunto de forma seria y hacer algo más importante que les diera una nueva oportunidad”.

EQUIPAMENTOS

También afirmó que la Federación de Esgrima les ayudó con toda la indumentaria necesaria para que los chicos entrenaran. “Cuando existe alguna necesidad, nos prestan equipos para suplirla. No contar con ello nunca fue un impedimento, siempre nos la arreglamos. Tenemos padres excelentes que acompañan el crecimiento de sus hijos y poco a poco se están armando de las cosas necesarias de forma propia”, expresó Ortellado.

OBSTÁCULOS

En la actualidad entrenan en un pequeño salón comercial de su propiedad. Cuentan con una lista de espera de niños interesados, pero la principal limitación que presentan es el espacio. “No tenemos una pista correctamente ubicada y reglamentaria de 14 metros donde puedan practicar, nuestra pista tiene entre 10 y 11 metros, está cortada, el deporte requiere desplazamiento y nuestros chicos no lo tienen”, concluyó la creadora del Club.

La escuela cuenta con 15 atletas entre 9 y 17 años y han participado en 3 Juegos Sudamericanos, 2 Juegos Odesur y un Panamericano. Por otro lado, los padres crearon de forma voluntaria una comisión donde abonan G.40 mil mensuales para suplir gastos como los viajes a las competencias y el arreglo de vestuario.

También podría gustarte