Alerta ante la confusión de las elecciones

Las noticias falsas son las principales preocupaciones

Expansión, España

www.expansión.com.es

A pocas semanas de los comicios, la UE busca un camino a seguir, coordinando las iniciativas de sus miembros y aumentando a su vez la presión sobre las redes sociales como Facebook o Twitter, principales vectores de la desinformación.

Algunos responsables identifican sin rodeos a Moscú como el líder del intento de manipular la opinión pública a golpe de noticias falsas, como Andrus Ansip, vicepresidente de la Comisión, para quien “existen pruebas” de ello.

Desde las migraciones hasta la corrupción de las élites, pasando por todo tipo de complots, la desinformación tiene sus temas de predilección, a menudo en línea con los de los movimientos llamados populistas o de extrema derecha.

Las noticias falsas aprovechan la viralidad en internet de los contenidos sensacionalistas, así como la desconfianza reinante respecto a las instituciones y los medios, un “plaga invisible”, en palabras de la comisaria Mariya Gabriel

Esta “se inmiscuye en la vida de nuestros ciudadanos e influencia nuestras opiniones y decisiones”, asegura la responsable europea de Economía Digital, en un informe publicado a finales de marzo por la Fundación Robert Schuman.

censura
Para lograr una acción coordinada de cara a los comicios del 23 al 26 de mayo, la Comisión fijó algunas líneas de actuación, llamando a apoyar el periodismo de calidad o a colaborar con los verificadores de noticias (“fact-checkers”). Bruselas lanzó asimismo en marzo un “sistema de alerta rápida” para que los países compartan “en tiempo real” sus informaciones sobre “intentos coordinados de actores extranjeros de manipular” el debate democrático.

La web euvsdisinfo.eu afirma haber desenmascarado ya más de 5.000 falsas noticias, vinculadas principalmente a Rusia, pero los medios de esta unidad siguen siendo modestos y su enfoque plantea dudas.

En un estudio reciente sobre la “guerra de la información”, Paul Butcher, del centro de reflexión European Policy Center, afirma que “dar un papel preeminente al SEAE o a los servicios de seguridad estatales puede ser contraproductivo”.

También podría gustarte