Gremios de automotores rechazan el plan

Reforma Tributaria

El proyecto de la Reforma Tributaria sigue siendo tema de debate. Según el ministro de Hacienda, Benigno López, el Ejecutivo presentará el plan al Congreso y la misma contempla que el país siga teniendo impuestos y costos bajos, a fin de mantener la competitividad.

Sobre el punto, Cámara Industrial Paraguaya de Motocicletas y Automotores (Cipama), Jorge Samaniego reconoció que,”el país necesita ordenarse tributariamente, y para algunas empresas es razonable el reajuste”.

Subrayó que las empresas ganan siendo competitivos, eficientes y vendiendo buenos productos, por lo tanto para Samaniego es importante que no se genere una suba de impuesto de forma directa a los productos y que no haya una escasez de los mismos, pero si está de acuerdo a un incremento del impuesto sobre las ganancias de las empresas.

El titular de Cipama, resaltó que se debe dar oportunidad a las empresas de generar utilidades y controlar a todas, no solo a la que están formalizadas, que se cargue los impuestos a los empresarios que ganan por medio de la competitividad y que esto sea facilitado por el Estado.

Gremios en contra de la reforma tributaria
El Centro de Importadores de Vehículos Usados (CIVU) es una de las tantas instituciones del sector privado que se encuentra en alerta sobre las novedades del proyecto de reforma tributaria, ya que la modificación de la ley plantea la incorporación de impuestos de 10% a los autos usados dentro de los selectivos al consumo.

Al respecto, el Vicepresidente del CIVU, Luis Pereira, señaló que están totalmente en contra del plan de reforma. “Nosotros no estamos de acuerdo con la aplicación del selectivo al consumidor y vamos a manifestar nuestro desacuerdo a las autoridades”.

En ese sentido, comentó que tienen pendiente una reunión con el ministro de Hacienda y con el Director Nacional de Aduanas para informar el descontento del sector sobre la modernización de la ley.

El borrador de la ley de reforma tributaria plantea gravar la importación de automóviles usados a una tasa de 10%, y pasado los cinco años desde el momento de la importación, se deberá agregar una tasa de 1% por cada año de antigüedad de fabricación del vehículo.

También podría gustarte