Latinos con la mayor tasa de informalidad

Bolivia y México encabezan la lista

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a finales de 2018 había 130 millones de trabajadores latinoamericanos en el sector informal. Si bien los gobiernos han avanzado en materia de garantías sociales y la reducción del desempleo, queda un largo camino para reducir la tasa de informalidad laboral, que en algunos países cubre a más de la mitad de la fuerza laboral y representa una fuga en materia tributaria.
“La informalidad en las principales economías impide el crecimiento de las industrias, pues no hay una simetría entre los costos que implica tener un trabajador formal en comparación con los otros. Es pertinente formalizar las economías”, señaló José Luis de la Cruz, director del Idic en México.
Son varias las naciones en la lucha contra este flagelo. De acuerdo con un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) titulado Economías sombrías en todo el mundo: ¿qué aprendimos en los últimos 20 años? Bolivia tiene el mercado informal más grande del mundo con una tasa de 80%.
BOLIVIA
Frente a estos resultados, la ministra de Planificación del Desarrollo de Bolivia, Mariana Prado, dijo “no tenemos esa cifra de trabajos formales e informales. Lo que el Instituto Nacional de Estadística verifica es el empleo asalariado y no asalariado”. Según los analistas, esto refleja la poca intervención que ha tenido el gobierno para reducir a esos trabajadores que pueden tener dos características: trabajan por cuenta propia y no tienen seguridad social o trabajan en empresas de menos de cinco empleados.
México, posicionado como el principal mercado de América Latina, también lucha contra la informalidad. Según las más recientes cifras trimestrales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 57 de cada 100 trabajadores en el país no están afiliados a un empleador formal ni cotiza debidamente a la Afores, su sistema pensional.
Además de este fenómeno, la economía azteca lucha contra el desempleo, que el mes pasado se ubicó en 3,6% y registró el nivel más alto desde 2016.

La OIT destaca que en la región 84% de los trabajadores autónomos son informales y que 60% de los dependientes en las microempresas son subempleados.

 

También podría gustarte