Propuesta disruptiva en el mercado

Ocho años después

En abril de 2011, 5días nacía como una propuesta disruptiva en materia de periódicos en cuanto a su frecuencia de edición. Los cultores de la tradición consideraban una anomalía que el diario no se editara sábados ni domingos, que es cuando se supone que el lector dispone de más tiempo para leer e informarse.

Pero he aquí que ocho años después ese aparente inconveniente dejó de serlo para convertirse en una ventaja competitiva en un mercado en transformación. La economía, los mercados, los operadores financieros y el público meta de nuestros contenidos se mueven de lunes a viernes y es en esos cinco días que hemos concentrado nuestro genio informativo alimentado por la noticia, la información, el análisis y la opinión en el mundo de los negocios.

Aunque seguimos siendo un medio joven, estamos acumulando experiencia suficiente en la nada fácil tarea de interpretar el “más allá de la noticia”, que fue el disparador de nuestra aparición. Seguimos evolucionando en esa materia, que es la que buscan siempre nuestros lectores. Nos estamos perfeccionando, porque nuestro público lector lo exige, en la difícil mecánica de estudiar escenarios y elaborar informes que ayuden a tomar decisiones.

Y a riesgo de que a veces nos tachen de adivinos o quirománticos, nos gusta proyectar tendencias cuando se trata, sobre todo, del futuro del mercado de trabajo, el impacto de las tecnologías de la información y la comunicación y, tema no menor, en la evolución que necesita la educación para las presentes y futuras generaciones.

Nos hemos impuesto también la misión de alertar a los gobernantes –nacionales y municipales- sobre la necesidad de racionalizar el gasto público y profundizar el compromiso en la lucha contra la corrupción, obligaciones que si hoy no son honradas, mañana nos pasarán la factura.

Son ocho años con nuestros lectores, con una comunidad cada día más exigente con la cual, además, nos conectamos con diversas iniciativas y productos editoriales que ya forman parte del día a día de la gente.
Y que confirman, más que nunca, nuestro lema: pasión por los negocios.

 

También podría gustarte