¿Queremos copiar el “modelo” argentino?

Si los senadores quieren trabajar en serio, traten la ley que crea el Ente Regulador de Energía. Anímense, honorables. La patria se los agradecerá

Era imprescindible que el presidente de la ANDE fuera al Congreso a poner las cosas claras. Parece increíble que gen­te que aparenta ser seria, como los senadores, tengan que ser adver­tidos de la fenomenal metida de pata perpe­trada con su chapucera ley de descuentos a las tarifas de energía. La es­cala aprobada no es sólo un despropósito en sí misma sino que además subordina a la ANDE a la remisión de fondos de las binacionales para cu­brir el agujero contable. Y ya se sabe que sobre ese dinero sobrevuelan nubes de buitres que lo tienen cuadriculado hasta el último dólar.

Entrar al tobogán de los subsidios puede ser fácil. Los senadores lo están demostrando. Lo difícil es salir de él. Los argentinos lo están experimentando. La demencial política de subsidios aplicada por los Kirchner durante más de 12 años dejó una estructura de servicios tan podrida que el reme­dio es casi peor que la enfermedad. Desde que asumió, Macri empezó a “sincerar” tarifas y desde diciembre de 2015 hasta marzo de 2019 la elec­tricidad subió 1.684%, el gas 1.297%, el agua 512% y el transporte público 216%. ¿Queremos eso? Métanle al subsidio, entonces. Lo que unos no pagan, lo pagan otros. Y si nadie paga… ya ven lo que pasa.

La ANDE tiene recursos propios para sostener sus tarifas sociales genuinas, entre ellos, recuperar los US$ 200 millones anuales que pierde por robo de energía y fugas por redes defectuosas. También debe adecuar su estructura comer­cial para eliminar las monstruosas sobrefac­turaciones existentes.

Si los senadores quieren trabajar en serio, traten la ley que crea el Ente Regulador de Energía. Debe estar en alguno de los cajones en donde lo escondieron cuando la mafia sindical los fue a patotear el día que lo trataban. Anímense, honorables. La patria se los agradecerá.

También podría gustarte