Reparación costará al menos US$ 170 millones

Aguja, techo y bóveda fueron destruidos totalmente

El Observador, Uruguay

www.elobservador.com.uy

Era una tarde de primavera, muchos parisinos disfrutaban de los cafés y restaurantes de la ciudad, cuando se desató un incendio de dimensiones ciclópeas en la catedral de Notre Dame que, sin duda, marcará un antes y un después en el corazón de la capital francesa. Ícono de la cultura europea, Patrimonio Mundial de la Unesco y uno de los templos medievales más visitados del mundo. El riesgo de derrumbe total era real y, con ello, la desaparición de más de ocho siglos de historia.

La aguja, el techo y la bóveda fueron devorados por el fuego en una catástrofe en la que quedan algunas notas positivas: el tesoro de la catedral fue salvado y su estructura también, además del hecho de que no hubo pérdidas humanas.

DETERIORO OCULTO
El origen del siniestro se debería a los trabajos de renovación que se estaban llevando a cabo en su interior, de acuerdo a medios internacionales. Y es que la catedral estaba en proceso de restauración. “Notre Dame se cae a pedazos” era, en el 2017, el desesperado mensaje de conservacionistas franceses y del arzobispado de la ciudad.

La polución y el paso del tiempo habían causado estragos. La urgencia era tanta que, según Infobae, el jefe de comunicación de la catedral, André Finot, había confirmado a la revista francesa Le Point las profundas grietas que afectaban a la célebre aguja, a las dos torres y a las icónicas gárgolas. De hecho, varias estaban rotas o sin cabeza y, para enmendarlo, se emplearon tubos de plástico y tablas de madera.

El Estado francés, propietario de la catedral, dedicaba hasta US$ 2.4 millones al año en mantenimiento, pese a que las necesidades de Notre Dame eran hasta 50 veces mayores, según El Confidencial. Ante esto, se tenía la esperanza de reunir La Cifra Interior de la Catedral de Notre Dame, antes del incendio.

El incendio de la catedral Notre Dame dio un giro a su agenda. En la noche del lunes, el presidente Macron iba a dar un discurso en respuesta a las protestas del movimiento de los “chalecos amarillos”, luego de abrir un debate sobre medidas para fortalecer la economía.

La Fiscalía de París, por lo pronto, ha abierto una investigación para aclarar las causas. Lo cierto es que buena parte del monumento que sobrevivió a la Revolución Francesa ha sido devorado por un incendio que habría podido evitarse. De momento, se calcula que las reparaciones estructurales básicas costarían al menos US$ 170 millones.
Sin embargo, Le Figaro dio a conocer que la familia Pinault desbloqueará US$ 110 millones mediante su firma de inversión Artemis, anunció Francois-Henri Pinault, presidente de la empresa familiar de cartera y del grupo de lujo Kering.

También podría gustarte