Consejero del IPS evade responsabilidad

Desconocía aspectos técnicos de la licitación

En entrevista con 5días, Miguel Doldán, miembro del Consejo del Instituto de Previsión, afirmó que se abstuvo de votar a favor de la licitación para la adjudicación del servicio de seguridad para los establecimientos sanitarios y administrativos de la institución. “Tengo que cuidarme mucho de lo que digo y de lo que hago, porque lo único que tengo es mi honorabilidad como persona.

Yo acepté la nominación en la terna para ver si de verdad se podía cambiar algo”, expresó Doldán. Indicó que se abstuvo de votar porque necesitaba más tiempo para estudiar la oferta de la empresa SST Security Service Technology SA y Bullers SA, ambas vinculadas a Óscar Chamorro Lafarja, hijo del exlegislador de la ANR, José Chamorro. Explicó que cada concejero cuenta con 6 asesores a su disposición, “porque los temas que se tratan son bastante amplios y complicados”, dijo.

Afirmó que entre los suyos se encuentran abogados, bioquímicos y médicos. “En la consejería se trata desde la compra de productos oncológicos hasta el traslado de funcionarios comisionados”, afirmó. Recalcó que la licitación era un tema muy técnico, “ninguno de mis asesores ni yo tampoco puedo opinar sobre lo que es un sistema de seguridad”, dijo.

Consultado sobre los salarios de G. 9 millones para cada personal de seguridad argumentó: “me parece a mí que no es lo mismo custodiar mi oficina que custodiar el Hospital Central del IPS, donde entran 12 mil personas por día. El tipo que está cuidando eso no puede ser cualquiera, porque además está los 365 días del año”.

“No sé la explicación técnica, pero existe”, expresó. Señaló que incluso se reunió con amigos suyos vinculados al ámbito de seguridad para consultarles si la licitación estaba bien. En ese sentido, dijo que esta empresa hace como seis años gana las licitaciones porque tiene toda la experiencia con el IPS. Agregó que en su caso necesitaba más tiempo para poder analizar, “porque los montos me parecen muy grandes”, expresó.

Comentó que no le dieron ese tiempo porque el contrato fenece en junio, “era una cuestión de emergencia”, afirmó. No obstante, adelantó que “a lo mejor yo iba a tomar la decisión por el sí”. Descartó que exista un “contubernio” entre la empresa y el Consejo del IPS. Interrogado sobre la decisión del consejo afirmó que “realmente no hay nada (con la oferta presentada en la licitación), yo no veo cuál es el problema, están todos los informes técnicos”.

Evadió responsabilidades diciendo que hay más de 40 personas que revisan estos pliegos y que el presidente del Consejo del IPS resuelve la cancelación. “Se presentaron 5 empresas y 3 fueron rechazadas”, explicó. Sostuvo que desde su posición solo analiza la carpeta y da su parecer. “Este es un cuerpo colegiado, y yo acepto hablar en privado por la representación que yo ejerzo”, puntualizó.

La mencionada licitación pretendía pagar casi G. 140.000 millones a la empresa SST Security Service Technology SA y Bullers SA.

También podría gustarte