Correr con tu mascota: Precauciones y beneficios

Disminuir el ritmo con perros pequeños

LISANDRA AGUILAR

[email protected]

Sentí que necesitaba un apoyo hasta que Gandalf llegó a mi vida. Él cambió mi forma de entrenar”, explicó el at­leta Norberto (Beto) Velozo, quien encontró en su mas­cota, un perro pastor suizo, el compañero perfecto para salir a correr.

Salir a entrenar con las mas­cotas es una forma diver­tida para ofrecer variedad al entrenamiento running, además de estrechar lazos entre ambos, trae diversos beneficios para la salud del corredor y su perro.

Beto y Gandalf solían salir to­das las mañanas a las 05:00 horas, lo que comenzó con un simple paseo, se convirtió en un ejercicio en el que los dos se complementaban.

“Mi perro era mi motor impulsor para que me levantara todas las maña­nas. Era bastante grande y tenía mucha energía. Me sentía más relajado cuan­do estaba a mi lado, con menos carga, sabía que Gandalf tenía que quemar energía en el día, y a mí me hacía bien que él estu­viera contento”, comentó el deportista.

También explicó que los perros agradecen el tiempo que los dueños le dediquen. “Junto a él no me sentía es­tresado, llegué a correr 20 kilómetros en su compañía. Es necesario que los corredo­res entrenen a sus mascotas desde que son pequeñas, no empezar con largas camina­tas hasta que se adapten a las rutinas. Eventualmente se acostumbrará al ritmo”, des­tacó el atleta.

También afirmó que man­tenerlos hidratados es fun­damental y entrenar con el perro es beneficioso a la hora de liberar estrés y quemar grasas.

Por otra parte, la veterinaria Angélica Martínez precisó que este ejercicio favorece el sistema circulatorio de estos animales.

“Los perros grandes como los labradores suelen ser obesos, por ello es necesario realizarles análisis para vi­gilar que todo esté bien y se mantengan en el ritmo. Los pitbulls, por ejemplo, suelen estar mucho tiempo ence­rrados en las casas, necesitan gastar energías, correr, desa­rrollarse físicamente, tienen mucha fuerza dentro”, refirió la experta.

Además, agregó que correr junto a sus dueños favorece el sistema locomotor, para que estén en condiciones óptimas. Recomendó evitar hacer ejercicios en la lluvia.

“Hay que tener cuidados con los animales más pequeñi­tos, los que son más friolen­tos como los chiguaguas. Cualquier tipo de raza puede salir a correr, pero siempre que esté en buenas condi­ciones. Es necesario parar 20 minutos para que descansen y no se agiten. Los pequeños necesitan más pausas si son grandes distancias, pero hay razas que están preparadas para hacer ejercicio físico como el pitbull, el bull terrier y el bóxer”, puntualizó la pro­fesional.

Finalmente, aconsejó que si se tiene un bulldog hay que disminuir el tiempo y el ritmo, porque les cuesta respirar y puede conllevar a problemas cardíacos.

“Si se empieza a trotar con un animalito pequeño, es importante una inspección general con un profesional. Si es más grande, y el dueño nota algo raro, recurrir igual al chequeo”, concluyó la ve­terinaria.

 

También podría gustarte