Guaidó reclama el poder en Venezuela

Bloomberg

 

El líder opositor venezolano Juan Guaidó acudió el martes a una base militar en la capital de la nación para proclamar el fin del régimen socialista de Nicolás Maduro y llamó a un levantamiento militar.

Los manifestantes se reunieron a pesar de los gases lacrimógenos y el régimen prometió el castigo para cualquiera que se uniera a una rebelión. Ningún oficial de alto rango había anunciado su apoyo a Guaidó, pero cientos de residentes salieron a las calles para apoyarlo, con silbidos y gritos de “golpe”.

Leopoldo López, su aliado y mentor durante mucho tiempo bajo arresto domiciliario, fue liberado y lo acompañó a la base militar de La Carlota en Caracas, donde hablaron en una carretera en las afueras de las instalaciones mientras se reunían cientos de personas. Estaban flanqueados por docenas de soldados que ocultaban sus rostros con máscaras y llevaban brazaletes azules para indicar su lealtad.

“El cese definitivo de la usurpación comenzó hoy”, dijo Guaidó en un video publicado en redes sociales. “Hoy, valientes soldados, valientes patriotas, valientes hombres apegados a la constitución han acudido a nuestro llamado”.
No estaba claro cuántos miembros de las fuerzas armadas de Venezuela se habían unido a su bando, pero el levantamiento, que provocó el estallido de los residentes y las fuerzas de seguridad que descargaron gases lacrimógenos en las calles, ha sido el esfuerzo más fuerte hasta ahora para derrocar a Maduro. Bajo su gobierno autocrático, la nación ha caído en la miseria. La industria petrolera principal está prácticamente estancada, EE.UU. ha impuesto sanciones punitivas y la hiperinflación ha llevado al empobrecimiento de millones de personas.

También podría gustarte