La importancia de un buen modelo de negocios

Un modelo de negocio desempeña un papel importante en el éxito de cualquier empresa, servicio o producto, ya que explica cómo se obtendrán los ingresos y beneficios.

Para emprendedores, un modelo de negocio es lo principal, porque define explícitamente cómo la empresa generará ingresos, no importa que uno tenga un producto estrella, sin un buen modelo de negocio no funcionará el producto, en otras palabras: ¡El modelo de negocio es mucho más importante que el producto o servicio!, este modelo te facilitará a atraer a socios – inversionistas, establecer asociaciones, además te ayudará en la búsqueda de seleccionar clientes de alto valor, diferenciar ofertas, crear valor para los clientes, conseguir y conservar compradores, salir al mercado y conseguir utilidades.

El modelo de negocio es un elemento fundamental para que el plan de trabajo tenga éxito, por eso no debe ser entendido como una fantasía o un plan irrealizable sino, muy por el contrario, debe intentar ser lo más concreto, claro y realista posible de modo a llegar a los resultados finales y se acerquen lo más posible a las expectativas iniciales.

Antes de comenzar con una idea o empresa, se debe crear un modelo de negocio: es la hoja de ruta para el éxito.

Crear un negocio es muy parecido a construir una casa, ¿quién puede imagi­nar una casa sin bocetos preliminares? Crear un modelo de negocio signi­fica planificar los funda­mentos del negocio. Te ayudará a hacer una eva­luación realista sobre tu idea de negocio.

Un modelo de negocio adecuado descubrirá elementos como:

¿Cuál es el concepto del negocio?

¿Qué estamos buscando ofrecer?

¿Qué problema se está resolviendo?

¿Para quién está dirigido?

¿Cómo va a crear valor al cliente?

¿Cómo su producto o servicio llegará a los clientes?

¿Cómo su negocio seguirá siendo competitivo?

¿Cómo obtendremos ganancias?

¿Cuáles con las características que debe tener un emprendedor?

¿Los ingresos y costos se pueden anticipar aquí?

Partes de un Modelo de Negocio

IDEA

Primero que nada para crear un modelo de negocio debes tener una idea.

Lo más importante en esta fase es priorizar todas las ideas que puedas tener, saber qué es lo que realmente se está necesitando en el mercado, que resultado puede dar, y saber a quién realmente estará dirigido.

PREPARACIÓN

En esta fase debes tener claro cuál es el segmento de cliente  al  que  vas a apuntar, por ejemplo dirigirse a una amplia audiencia no permitirá a su empresa concentrarse en los clientes que realmente necesitan y desean su producto o servicio, es algo que debes tener muy presente al momento de ir construyendo el modelo de negocio.

 

¡También debes de desarrollar una propuesta de valor fuerte! Es decir,

¿Cómo te destacarás entre la competencia?

¿Puedes proporcionar un servicio innovador, un producto revolucionario o un nuevo giro?

Establecer exactamente lo que su negocio ofrece y por qué es mejor que la competencia  es el comienzo de una sólida propuesta de valor.

Determinar los socios comerciales clave, ninguna empresa puede funcionar correctamente sin socios clave que contribuyan a la capacidad de la empresa para atender a los clientes.

Para crear una demanda, necesitas una estrategia que despierte el interés de los clientes hacia su nego­cio, ¡genere clientes poten­ciales!

Hay muchos más puntos que debes atender en la fase de Preparación, hay distintas herramientas que te pueden ayudar en esta fase, una de las más conocidas en el modelo de Canvas.

El Modelo Canvas es una herramienta para definir y crear modelos de negocio innovadores que simplifica 4 grandes áreas: Clientes, oferta, infraestructura y vialidad económica en un recuadro de 9 divisiones.

VALIDAR

En esta fase debes validar que todo lo que preparaste anteriormente lo puedas lograr. ¿Realmente tú idea está creando un valor al cliente? ¿Están los clientes dispuestos a pagar por el producto/servicio?

Al iniciar el desarrollo de un modelo de negocio, su plan de negocios se basa en muchas suposiciones. Después de todo, hasta que empiece a dar la bien­venida a los clientes que pagan, no sabrás realmen­te si satisfarás las necesi­dades actuales. Por esta razón, es importante dejar un futuro espacio para las innovaciones.

AJUSTE

Una vez que puedas estar seguro de que el modelo funcionará, es momento de escalar, trata de aumentar esa demanda prevista, así podrás alcanzar el objetivo esperado.

No olvides que todo depende de los clientes, sin ellos nada podrá funcionar.

 

TÓMATE TU TIEMPO

Seguro tienes algunas que otras ideas rondando en la cabeza, ideas de nombres, precios de productos y ubicaciones ideales. Este es un gran comienzo, pero un modelo de negocio adecuado requiere tiempo. Comenzar una empresa es emocionante, pero también necesita una base lo suficientemente sólida para poder garantizar el éxito.

No quieras adivinar cuál será el valor para el cliente: ¡Investígalo! Puedes hacer diferentes  encues­tas, preguntar a personas que piensan al respecto y así iras trabajando en la red del negocio para en­contrar el verdadero valor de la solución que el mer­cado está necesitando.

Tomarse un tiempo para crear el modelo de nego­cio le asegurará que no subestime ni sobreestime nada.

Considerar todas las posibles áreas de preocupación

Hay muchas partes a tener en cuenta cuando se trata de dirigir un negocio. Por ejemplo, ¿cómo exactamente su producto llegará a sus clientes?

Debes asegurarte de que el modelo de negocio sea exhaustivo y cubra todas las bases posibles. Una vez que haya probado la viabilidad del nuevo negocio o su plan de expansión comercial en papel con un modelo de negocio, estará listo para escribir un plan de negocios más completo.

La planificación adecuada requiere tiempo y esfuerzo, pero dará el retorno necesario cuando su gran idea se haya convertido en una gran empresa exitosa.

También podría gustarte