Mozos ganan un promedio de G. 3 millones en Paraguay

Atención

Por Juan Martínez Castullo
[email protected]

 

La profesión de los mozos en el servicio gastronómicos es un área fundamental para que los clientes elijan un local por encima de otro. El mozo es el encargado de recibir a la persona y por lo general de la calidad de su servicio depende la impresión que uno termina recibiendo. En Paraguay, unos años atrás, el rubro sufrió una solicitud amplia de demanda comentada por el ministerio de trabajo, principalmente en horarios nocturnos.

En los principales locales de Asunción, la tendencia es la de ofrecer puestos que ocupen horarios comunes. El grupo de Talleyrand, cuenta con distintos locales que apuntan a públicos específicos, y para ello, preparan también a su personal de servicio direccionándolo al estilo de clientela. Cesar Sotomayor, Gerente comercial del grupo, señaló que en Maurice, ubicado en Paseo La Galería, apuntan por lo general a un público más joven, y cuentan actualmente con un aproximado de 20 funcionarios. ¨En este local iniciamos en 2015, contábamos ya con algunos antiguos y pasaron a formar parte de este plantel. Debido a esto en este lugar la mayoría son nuevos, pero direccionados por lo que cuentan con más longevidad en la empresa¨, mencionó.

Talleyrand, instalada en el país desde hace 23 años, tiene mozos con años de experiencia, y mediante los años van clasificando a los mismos, variando su remuneración.

Los Jefes de salón cobran un aproximado de G. 4 millones, la siguiente categoría, que incluye a mozos antiguos, un aproximado de G. 3 millones, y los llamados Juniors, que inician en el negocio un aproximado de G. 2 millones y medio.

Félix Almirón, Capitán de Salón en el local Lo de Osvaldo, señaló que en la actualidad la profesión del mesero viene sumando a mucha gente joven. En Lo de Osvaldo, ubicado en el Paseo La Galería, cuentan con 20 mozos trabajando para brindar un buen servicio. ¨Este trabajo lleva un tiempo de preparación para hacerlo de la manera adecuada, de nosotros depende en parte que el cliente tenga una buena atención y regrese¨, señaló.

Lo de Osvaldo cuenta con 2 capitanes (como se denomina a los encargados de dirigir a los demás), 12 mozos y 4 runners (mozos con menor trayectoria, que siguen en formación).

PROPINA

La costumbre popular a nivel internacional, habla de que lo correcto es agregar a la cuenta total un 10 o 15 por ciento adicional como retribución por el servicio de atención. En Paraguay no existe ley que obligue a este aporte, como sí ocurre en otros países de la región, pero en los locales estos ingresos significan un adicional importante para los mozos. ¨Las leyes no imponen eso, dentro de Talleyrand tenemos la filosofía de que no pedimos propina alguna. Mediante el servicio ellos ganan la propina. Pese a eso ganan muy bien, es una sinergia que funciona muy bien, porque ellos saben que el premio al final de la atención  es mayor si se está en los detalles¨, explicó Sotomayor.

En Lo de Osvaldo, la política es la de dejar que el cliente aporte lo que considera acorde, y la totalidad se acumula en una bolsa, que posteriormente se administra con el personal. ¨El trabajo de todos es igual de importante, lo ideal es que el cliente tenga una atención ideal y esto lo invite a regresar¨, señaló Almirón.

Dentro de la profesión es también necesaria la constante capacitación, más allá de los años de experiencia con los que puede contar una persona, la actualización de platos, bebidas o servicios en general requieren mantener el ritmo.

También podría gustarte