Pese a disenso, Fisco presentará proyecto

Borrador final de reforma impositiva se enviará al Congreso

Desde el Ministerio de Hacienda confirmaron que hoy se reunirán con el sector privado a fin de presentar el borrador final del proyecto de reforma tributaria para luego ser enviado al Congreso Nacional.

Esto a pesar de que no se llegó al 100% de consenso con los diferentes gremios empresariales, quienes habían presentado un documento en donde detallaban los 14 puntos en los que no estaban de acuerdo.

La principal traba para un acuerdo pleno sigue siendo la suba del impuesto selectivo al consumo (ISL). En la semana, la Comisión Técnica Económica Tributaria (CTET) tuvo una última reunión para estudiar los puntos reclamados por sector privado, sin embargo no llegaron a ceder en ningún pedido.

Otro de los puntos en donde hay disenso es que los sojeros y ganaderos no sean alcanzados por el impuesto a la distribución de dividendos y utilidades (IDU), pero la mesa técnica rechazó dicha solicitud.

GREMIOS EN CONTRA

El lunes o a más tardar miércoles de la próxima semana se presentará al Congreso el borrador final, varios gremios empresariales sentaron postura respecto al proyecto de reforma impositiva. La Federación de Cámaras Binacionales de Comercio y Servicio del Paraguay (Fedecapy) lanzó un comunicado señalando que la reforma que necesita el país es la del gasto público y no el aumento de los impuestos.
“Recaudar más para gastar igual no solucionará los problemas de inequidad y pobreza. El aumento de las recaudaciones que se logre se perderá automáticamente si no se cambia drásticamente el objeto del gasto público. Con la misma legislación pero con mayor control de la recaudación y gastando eficiente se conseguirán mejores resultados”, dicta parte de la nota de la Fedecapy.

En ese mismo sentido, la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP) sentó postura respecto al proyecto. Indicaron que no es procedente, ni conveniente, ni inteligente aumentar impuestos para seguir gastando sin demostrar y garantizar la mejor calidad del gasto.

Así también mencionaron que hay un rechazo general sobre este proyecto que no se puede ignorar o soslayar. Subrayaron que pagan impuestos para tener contraprestaciones de servicios de calidad como salud, educación, seguridad e infraestructura, pero que hoy en día lo que se recibe en esas áreas es muy poco.

“Hay que seguir trabajando en ampliar la base tributaria, incluir a quienes no están aportando, que los que ganan más, paguen más , y que las leyes tributarias sean muy simples, entendibles, accesibles y que produzcan resultados para la gente”, se lee en otra parte de la nota.
Por último, recalcaron que el momento económico no es el adecuado para hablar de aumentos de impuestos.

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, días atrás aseguró que el proyecto de ley de reforma tributaria que presentará el Poder Ejecutivo ante el Congreso tendrá “impacto cero” en la clase trabajadora”. “A los que menos afecta es a la clase trabajadora”, expresó el mandatario, tras un acto en Mariano Roque Alonso. Abdo Benítez aseveró que la propuesta está consensuada en un 95%. Sostuvo además que desde el Gobierno no se pretende implementar nuevos impuestos.

PROYECTO

El proyecto “De Modernización y Simplificación del sistema Tributario” plantea entre otras cosas: incrementar de entre 60% y 80% a las tasas máximas del Impuesto al Selectivo al Consumo (ISC), de acuerdo a los productos alcanzados por este tributo: tabaco, bebidas alcohólicas, bebidas azucaradas, y la inclusión de vehículos usados y motos.

El Impuesto a la Renta Empresarial (IRE) que gravará todas las actividades económicas, primarias, secundarias y terciarias, incluidas las agropecuarias, comerciales, industriales o de servicios. La tasa del IRE será del 10% sobre la renta neta.

Unificar el Iragro con el Iracis, donde se plantea que a través de un mismo impuesto, los sectores alcanzados por ambos tributos (Iragro e Iracis) paguen el 10% por la renta obtenida (ingresos versus gastos) y 8% por dividendos repartidos.

Se mantienen las tasas diferenciadas del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para algunos productos. Se mantiene el rango incidido del impuesto a la Renta Personal (IRP) en 36 salarios mínimos (G. 76.052.232) y se reducen parcialmente las deducciones.

También podría gustarte