Principales desafíos que limitan el crecimiento económico del Paraguay

Elaborado por MCS
Grupo Consultor

 

Si bien Paraguay es una pequeña economía abierta, lo cual lo hace muy susceptible a choques externos como los que se perciben en la actualidad y que han conducido a la desaceleración de la actividad económica, de manera interna, se perciben problemas que están asociados a la productividad y competitividad en diferentes ámbitos.

Conforme a la Fundación Getulio Vargas (FGV) y el Instituto alemán IFO, los principales problemas que estancan el crecimiento económico de Paraguay son la falta de inversión en infraestructura y la falta de mano de obra cualificada.

De manera a entender estos principales problemas que estancan el desarrollo del país, se mencionan a continuación los últimos indicadores económicos internacionales que ilustran el pobre desempeño por el lado de la infraestructura y educación.

El país sigue entre los últimos lugares en infraestructura

Acorde al último informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) denominado Notas de Infraestructura a abril del 2019, las necesidades de inversión en infraestructura física superan el 70% del PIB de 2017, siendo el nivel de inversión pública en infraestructura física aproximadamente un 4% del PIB. Asimismo, conforme a datos del Índice de Competitividad Global (ICG) del Foro Económico Mundial, el país se encuentra en el puesto número 129 de 140 países en cuanto a la calidad de las carreteras y en el puesto 101 de 140 países en cuanto a infraestructura en general.

Por su parte, de acuerdo a las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), Paraguay se ubica un 40% por debajo de la frontera de eficiencia, en relación con la capacidad de convertir el gasto de inversión pública en infraestructura concreta. Esto va relacionado con los últimos datos del informe Infrascope 2019 del (BID) en donde posiciona al país en el escalón número 20 de 21 países en América Latina y el Caribe (ALC) dentro de la sección que califica si el país posee un ambiente facilitador para llevar a cabo proyectos bajo Alianza Público Privada (APP), modalidad que podría contribuir en el desarrollo de las infraestructuras necesarias en el país.

En base a este diagnóstico, los desafíos serían propiciar la madurez operativa de los proyectos, mejorar el clima de inversión que enfrentan las compañías privadas y establecer facilidades financieras para apoyar este mecanismo. Esto podría deberse al hecho de que Paraguay se encuentra en proceso de consolidar la institucionalidad para la APP, por lo que la coordinación entre las entidades responsables es aún precaria.

De la misma manera, en el Infrascope recalcan que a pesar de que el país sostiene un nivel de crecimiento económico positivo en los últimos tiempos, Paraguay aún sufre una severa brecha en términos de alcanzar sus necesidades de desarrollo en infraestructura, posicionándose en el 17 de 21 países. En el informe constatan que pese a los recientes incrementos en la inversión de infraestructura, por parte del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) se estima que con respecto a la inversión en este ámbito la brecha sigue siendo de aproximadamente USD 21 mil millones.

En el informe indican además que estos esfuerzos de los últimos gobiernos para impulsar la inversión en infraestructura a través de proyectos de APP han sido insuficientes debido a que país aún se encuentra en sus primeros niveles de desarrollo de infraestructura y su poca experiencia a través de la APP continúa siendo un reto.

Por su parte, durante el nuevo mandato, el cual empezó en agosto del año pasado, el presidente Mario Abdo Benítez sostuvo su compromiso en invertir en infraestructura, pero hasta el momento no se ha desarrollado ningún plan concreto que beneficie a este ámbito, haciendo dificultosa la toma de decisiones por parte de muchos inversores sobre apostar en el país considerando las prioridades y visiones del actual gobierno.

Limitaciones por el lado del capital humano

Otro desafío del país que menciona la FGV son los bajos niveles de mano de obra calificada. Esta baja asignación puede verse reflejada en los resultados del último IGC, donde Paraguay se posiciona en el lugar número 103 de 140 países en cuanto a la dimensión de habilidades de las personas.

Estas menores calificaciones se da por el lado de la poca cualificación de los trabajadores con una puntuación de 3,5 de 7; un bajo nivel de desarrollo de los graduados con 3,4 puntos de 7, y un escaso nivel de habilidades digitales donde se obtuvo 3,2 puntos de 7. De acuerdo a los últimos datos de la Dirección de Estadísticas Encuestas y Censo (DGEEC) el año promedio de estudio del total de país fue de 9,7 años, verificando una brecha según el área de residencia ya que en la zona urbana el promedio es de 10,9 años y de 7,6 años por el lado de la Zona Rural, lo que contribuye a la desigualdad en las competencias de las personas y por ende, en sus oportunidades.

Sugerencias para subsanar estos problemas

De manera a paliar estos severos desafíos internos que se presentan en el país, es de suma importancia el fortalecimiento de las instituciones públicas en la planificación y ejecución de los proyectos, así como también la mejora del gasto público. A su vez apostar a una mayor inversión en educación, que si bien es una inversión de largo plazo que no presenta resultados inmediatos, es prioritaria y urgente para contrarrestar los obstáculos del crecimiento y desarrollo económico del país.

También podría gustarte