Tradición familiar afianzó idea de negocio

Valpa Living Room

Por Juan Martínez Castillo
[email protected]

 

Pablo Valdez, de 26 años, creció en una empresa familiar que se dedicaba a la colchonería. Tras buscar su independencia, se inclinó por la fabricación de sofás y abrió su empresa llamada Valpa Living Room.

¨En el 2017 decidí empezar por mí mismo, y entré a la producción de sofás. Quise explotar un área en donde veía que había potencial, en donde hay buenos productos pero no es muy pensado¨, señaló Valdez.

El emprendedor se lanzó primeramente sin herramientas, trabajando con un tío que contaba con máquinas especializadas. ¨Empezamos con él, buscamos el local y diseñamos todo desde cero¨, señaló.

En la actualidad, la empresa cuenta con cinco colaboradores, a los que se suma el propietario.

¨Hay tres personas en producción, un personal y el chofer. Tenemos los roles definidos pero estamos preparados para todas las labores¨, especificó Valdez.

Anteriormente utilizaban su espacio físico solo como depósito, pero tras una inversión, y para iniciar concretamente con Valpa, el emprendedor invirtió un aproximado de Gs. 7 millones.

Al principio, además de la fábrica, se ocupaban también de la reparación de muebles. Pero Valdez mencionó que la cantidad de trabajo los inclinó a centrarse en la creación de diseños originales.

El modelo estándar que presenta Valpa tiene un costo aproximado de G. 1, 9 millones, e incluye un juego de living en forma de L y un puff.

Según detalló Valdez, la evolución del negocio se traduce en sus números, considerando que iniciaron fabricando cinco sofás por semana, que incluso eran conservados como stock. Más tarde empezaron a multiplicar su producción considerablemente. ¨Hoy vendemos más de 60 livings al mes. Seguimos en crecimiento continuo¨, resaltó.

El emprendedor destacó al negocio como un proyecto joven en un mercado en que aún hay mucho por desarrollar, y señaló que el ‘boca en boca’ es su mejor aliado a la hora de conseguir clientes.

En el futuro cercano busca seguir expandiéndose en Paraguay y, “por qué no, salir al extranjero”.

Como referencia indicó que lo fundamental para iniciar una empresa propia es arriesgarse, y dar el primer paso. ¨Lo importante es animarse¨, concluyó.

También podría gustarte