Artesanía misionera abriga a pequeños

Piecitos

Por Juan Martínez Castillo
[email protected]

 

Norma Medina se instaló en San Miguel, Misiones hace tres años, y apenas llegó descubrió el talento que existía para la artesanía. Con un personal establecido, y la ayuda de las oriundas de la ciudad inauguraron ¨Piecitos¨.

¨Iniciamos con la idea de crear escarpines, pero con la inventiva que descubrimos en San Miguel, decidimos expandir esto a una variedad de productos que apuntan a los niños de 0 a 2 años¨, explicó la emprendedora.

Antes de lanzar la marca, Medina invirtió en publicidad y una investigación que la llevó a desarrollar cuatro líneas de productos, que son la Royal que serían para cumpleaños, primera comunión, etc.; la Invernal que comprende cárdigans, tricotas, pulóvers, la Primaveral que contiene prendas de crochet o ao po´i. Entre estas tambien se destacanlos juguetes de apego, principalmente muñecas y ovejitas. ¨Los productos son creados por las personas mayores de la zona, supervisados por un encargado de control de calidad¨, refirió. Gracias al estudio previo que realizaron, Piecitos inició como tienda online, y hasta hoy día siguen utilizando este método a más de su atelier. ¨Gente que de entrada no te conoce, por lo general muestra una muy buena reacción. El fuerte de nuestra empresa es la experiencia. Al abrir la caja en la que entregamos lo ofrecido, entregamos algún valor agregado¨, mencionó Medina.

El precio de las prendas en promedio es de G. 100mil a G. 250mil dependiendo de lo requerido.

Antes de empezar la comercialización, realizaron un cálculo referido al tiempo que les tomaría llegar su producción. ¨Juntamos los productos sin vender, y en dos meses recolectamos una cantidad adecuada, hacer los trabajos lleva tiempo por la calidad de terminación de cada ropita¨, detalló.

Piecitos cuenta hoy con 30 funcionarios y estos reciben el apoyo de modistas de la región que según destacó Medina, llegan hasta los 75 u 80 años de edad.

La idea del proyecto nació con la fabricación de escarpines, de allí que apuntando a los niños le dieron este nombre.

Para los primeros pasos, Norma invirtió un aproximado de G 50 millones, destinados por sobre todo a la publicidad y los diseñadores. ¨Inicié con unos ahorros que tenía y a esto se le sumó un préstamo importante¨, explicó.

En el futuro cercano la empresa tiene como objetivo exportar al extranjero. Para ello han recibido aprobación de gente calificada pero esperan seguir mejorando su calidad y cantidad de producción. La empresa en sí, tiene como foco por sobre todo trabajar con Misiones, que la fabricación tenga lugar netamente en la ciudad.

¨No es fácil emprender en un producto, se necesita apoyo y a veces no se recibe, lo importante es estar firme en la idea¨, concluyó la emprendedora, quien señaló a su proyecto como un ejemplo para generar trabajo e ingresos para su ciudad.

También podría gustarte