El compliance Officer

Pacto Ético y Cumplimiento
PEC

 

Últimamente se nota la presencia de un oficial de cumplimiento o compliance officer en las empresas. Sus funciones son esenciales para supervisar que nuestra empresa este direccionándose en el camino correcto.

Tal es así que su rol ha aumentado y se convirtió en un representante con influencia en la toma de decisiones internas. Sin embargo, no cualquier persona puede ocupar este cargo. Existen aptitudes y actitudes que debe poseer dicho funcionario, en este artículo, hablaremos sobre él, sus funciones y qué es lo que necesita para ser un buen oficial de cumplimiento.

Su origen se remonta al mundo anglosajón cuando comenzaban las telecomunicaciones y el mundo financiero a ser regulados. Ya en Europa, se da lugar a la imagen del Compliance Officer, quién debe actuar de manera honesta, e imparcial. Tiene que ser descripta como un profesional de confianza, liderazgo, compromiso, integridad y con altas habilidades comunicativas. Pareciera una tarea fácil y sencilla de conseguir una persona con esas características. No obstante, puede tornarse difícil porque representa mucho más de lo que parece.

Un Compliance Officer es el responsable de asegurar el buen funcionamiento y la aplicación de todas las normas de la empresa. Además, debe supervisar y gestionar los problemas de cumplimiento en una organización. No solo debe ser un aliado de la compañía por seguir los mismos fines, sino debe ser lo suficientemente bueno para apoyar y cuidar de la empresa.

Él trabaja en todos los niveles de la empresa dedicándose en el buen funcionamiento de dos formas. Primero, se encarga de verificar que todas las reglas externas sean cumplidas en tiempo y forma. Segundo, se encarga de trabajar con un plan de control y riesgos para que las normas externas impuestas, logren su función.

Legalmente son referentes por ser responsables de informar acerca de los riesgos e incumplimientos, y revisar las nuevas leyes nacionales e internacionales que la empresa aplica dentro de la industria e ir actualizando los métodos para avanzar y desarrollar la producción… Para que eso ocurra, debe tener autonomía y capacidad de poder tomar decisiones que aseguren el cumplimiento normativo. A la vez definirá los límites entre el cumplimiento y la omisión en el ejercicio de sus funciones.

Por ende, necesita la capacidad de enseñar y educar a toda la empresa (funcionarios y equipo directivo) sobre prácticas que garanticen el mayor nivel de cumplimiento. Y por sobre todo, saber evaluar el cumplimiento del empleado y responder a las quejas de los consumidores.

Entre otros deberes se encuentran la tramitación de licencias y permisos para confirmar que la compañía está regulada correctamente.

En resumen, es quién controla las condiciones financieras como los impuestos, activos, fondos, etc., de procedimientos de los productos y servicios que ofrece la empresa, y de las capacitaciones o entrenamientos continuos para buen soporte de cumplimiento.

Quizás, se podría decir que es quién se encarga de controlar que la rueda del móvil funcione bien y vaya por el camino correcto.

También podría gustarte