El pago de la indemnización en el Contrato de Seguros

Por Guillermo Fronciani
Abogado

 

Una vez ajustado el siniestro y habiéndose pronunciado el asegurador sobre los derechos del  asegurado  conforme  al artículo 1597 del Código Civil, nace  una  obligación  del  asegurador que debe cumplirse. “…El deudor será responsable por los daños y perjuicios que su morosidad ocasionare al acreedor en el cumplimiento de la obligación…” (Artículo 423 del Código Civil).   Constituye una conducta de cumplimiento voluntario sujeto así a reglas jurídicas de sometimiento contractual a favor del asegurado. Se trata del perfeccionamiento pleno del contrato celebrado, principio y fin del vínculo para la cual se había constituido.

Ahora bien, el criterio del pago supone primero determinar el “cuando”, “como” y “a quien efectuar el pago”. Luego cuales serían las consecuencias de su incumplimiento.

El artículo 1591 del Código Civil expresa “…En los seguros de daños patrimoniales, el crédito del asegurado se pagara dentro de los quince días de fijado el monto de la indemnización, o de la aceptación de la indemnización ofrecida, una vez vencido el plazo establecido por este Código al asegurador para pronunciarse sobre el derecho del asegurado. En los seguros de personas el pago se hará dentro de los quince días de notificado el siniestro, o de acompañada la información complementaria prevista para efectuarse la denuncia del siniestro…”  Es importante aclarar que el plazo establecido en este artículo está supeditado al plazo de pronunciamiento del asegurador establecido en el artículo 1597 que a su vez depende de la información que complementa la denuncia del siniestro y que debe brindar el asegurado durante el proceso de liquidación.

Cumplido los plazos, la prestación del asegurador se debe hacer en favor del asegurado quien es el titular del interés asegurable o bien a sus herederos o cesionarios o aquellos acreedores privilegiados.  Por ejemplo en el seguro de caución el pago no es para el tomador del seguro sino para el asegurado que paso a ser acreedor del primero y titular del interés por el incumplimiento del contrato entre el tomador y el asegurado.  En los seguros de vida, el pago recae sobre los beneficiarios designados por el asegurado y si no dejo beneficiario sobre sus herederos declarados legales por juez competente. En el seguro de responsabilidad civil el pago recae en favor del tercero damnificado siempre que se haya demostrado la responsabilidad del asegurado en el siniestro.

Existen otros sujetos activos interesados en el pago como ser los acreedores hipotecarios y prendarios como acreedores privilegiados sobre la indemnización. Dice el artículo 1620 del Código Civil:  “…para ejercer los privilegios derivados de la hipoteca y de la prenda, el acreedor notificara al asegurador la existencia de la prenda o hipoteca, y el asegurador, salvo que se trate de reparaciones, no pagara la indemnización sin previa noticia del acreedor, para que formule oposición dentro de los siete días. Formulada la oposición, y en defecto de acuerdo de partes, el asegurador consignara judicialmente la suma debida. El juez resolverá el incidente por procedimiento sumario…”. Esto es usual su aplicación en las operaciones de financiamiento para la adquisición de viviendas, vehículos y en los commodities donde generalmente el acreedor solicita el endoso de la póliza a su favor por el interés legítimo que posee sobre el bien en riesgo.

La norma prevé asimismo el “pago a cuenta” cuando exista una suma reconocida u ofrecida. Al respecto el artículo 1593 del Código Civil en su primer párrafo expresa: “…Cuando el asegurador estimo el daño y reconoció el derecho del asegurado o de su derechohabiente, este puede reclamar un pago a cuenta, si el procedimiento para establecer la prestación debida no se hallase terminado un mes después de notificado el siniestro. El pago a cuenta no será inferior a la mitad de la prestación reconocida u ofrecida por el asegurador…” El objetivo es remediar de alguna manera las necesidades inmediatas que tiene el asegurado a raíz del siniestro ínterin se sustancian los procedimientos de ajuste y liquidación. Generalmente es aplicado a siniestros complejos y aquellos derivados de los riesgos marítimos junto al denominado pronto pago provisorio.

Por tanto, el pago extingue la obligación y se da así el efectivo cumplimiento de la prestación que dio origen a la relación contractual. Su cumplimiento dignifica el contrato en tanto su incumplimiento lo hace pasible de las acciones que por su mora perjudique al asegurado.

También podría gustarte