Gremios rechazan la instalación de free shops

CIUDAD DEL ESTE

Representantes de la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu), Cámara Paraguaya de Proveedores de Bienes, Servicios y Afines (Capro), Cámara Paraguaya de Bebidas Alcohólicas (Capaba), Cámara de Importadores de Perfumes y Cosméticos (Caimpeco) y el Centro de Importadores del Paraguay (CIP) manifestaron su rechazo del proyecto de instalación de free shops en la ciudad de Foz de Iguazú, Brasil.

A su vez analizaron los contras de un régimen de free shops versus las ventajas del régimen de turismo actual, creando una zona especial en beneficio de empresarios informales, generando una invasión de contrabando a todo el país, además de la exoneración de los registros sanitarios que aumentara la proliferación de productos falsos y en malas condiciones.

Los industriales destacaron el hecho de que los importadores se hayan acercado a su gremio para plantear esta situación que afecta a todos. Por último, se fijó una audiencia entre todos los gremios presentes con el presidente Mario Abdo Benítez para rechazar cualquier proyecto que genere una desigualdad comercial, más informalidad y contrabando para frenar el decreto de tiendas libres de impuestos en frontera.

BRASIL

“Para estimular la competitividad e innovación tecnológica, el Gobierno estudia, vía secretaría del Ministerio de Economía, la posibilidad de reducir de 16% para 4% los impuestos sobre importación de productos de tecnología de información, como celulares y computadoras. También evaluamos la posibilidad de reducir impuestos para juegos electrónicos”, expresó vía Twitter el presidente del Brasil, Jair Bolsonaro.

Gustavo Rojas, del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep), explicó algunas apreciaciones preliminares que han reflexionado desde el centro, respecto a la posible medida que anunció el presidente Bolsonaro, que consideran afectaría al comercio fronterizo.

Al respecto, Rojas señaló que los países del Mercosur no han unificado todavía todos sus productos dentro del arancel externo común, especialmente del sector automotriz, bienes de capitales y el sector de tecnología, justamente son los que están excluidos, lo que significa que los países pueden alterar sus aranceles para los mencionados productos, el argumento del Brasil es que los productos tecnológicos tienen costos muy elevados y que necesitan reducir los aranceles, esto dentro de la idea de dinamizar su propio comercio local.

Para Rojas, esta medida no se sentirá tanto en mediano y corto plazo en la frontera por la propia recesión económica que atraviesa Brasil, considerando que si no hay demanda, no hay ventas. “Si Brasil se recupera de la situación actual, entonces si el comercio fronterizo se vería bastante afectado, por la medida que proponen”, puntualizó.

ALTERNATIVAS

Existen algunos factores que se podrían analizar para fomentar el comercio de frontera, como la infraestructura, algún complemento que se pueda incluir en las ventas como asistencia técnica, financiamientos, analizar y trabajar en vías que ayuden a mejorar la competitividad en la zona, o incluso pensar en otros rubros que no sea la venta de productos tecnológicos solamente, si no presentar una amplia gama de productos, resaltó Rojas.

También podría gustarte