PRC o la reinvención del made in china

China no sólo ha mejorado dramáticamente sus estándares de calidad industrial sino que se ha montado de lleno en la ola digital".

En el imaginario popular, y también en la expe­riencia diaria del usuario, quien compra productos “Made in China” lo hace suponiendo que son ba­ratos pero de baja calidad, digamos, para salir del paso hasta poder aspirar a algo mejor. Pero este pa­radigma está cambiando impulsado por una econo­mía no solo cada vez más grande y evolucionada. Consciente de su pecado original, la industria china reformuló su identidad con un nuevo sello: Made in PRC (People’s Republic of China) que ostentan todos los productos de media o alta tecnología que invaden los mercados mundiales.

Esta creciente corriente se origina en la aparición, en los últimos, 30 años, de unas 370.000 nuevas empresas de los más diversos rubros con alto contenido de inno­vación y bajos costos de producción. Ya se trate del ensamblado de iPhones, paneles solares o baterías de litio, la PRC se asocia al buen desempeño y alta competitividad en reemplazo del antiguo “barato pero malo”.

¿Cómo se cruza esta nueva imagen China con el Paraguay, una de las escalas técnicas más grandes en el comercio internacional de productos PRC? En 2011 comenzó a funcionar la Unión Cultu­ral Industrial Tecnológica y Comercial Paraguay- China (UCITCPy) bajo cuyo patrocinio se está activando un sistema integral de verificación que monitorea online un código de control digital de cargas procedentes de Hong Kong. Es probable que estemos hablando del primer esquema efectivo y robotizado en el manejo de cargas internacionales en funciones en el Paraguay.

China no solo ha mejorado dramáticamente sus están­dares de calidad industrial sino que se ha montado de lleno en la ola digital arras­trando al Paraguay –con el cual no tiene relaciones formales- a un nuevo for­mato de comercio exterior.

Ni bueno ni malo. Dis­tinto. Una nueva expe­riencia en desarrollo.

También podría gustarte